‘IN MEMORIAM’ JOAQUÍN VARELA SUANZES-CARPEGNA
Opinión
Texto en el que el autor aboga por ideas y saca conclusiones basadas en su interpretación de hechos y datos

Historiador del Constitucionalismo

Era uno de los más destacados especialistas en su ámbito en Europa

El pasado 1 de febrero, falleció Joaquín Varela Suanzes-Carpegna, catedrático de Derecho Constitucional en la Universidad de Oviedo. Joaquín Varela, que había nacido en Lugo en 1954, cursó los estudios de Derecho en la Universidad de Santiago de Compostela y los de doctorado en la Universidad de Barcelona; de allí vinieron a Oviedo, en los momentos previos a la aprobación de la Constitución de 1978, los cuatro profesores que construyeron el derecho constitucional en nuestra universidad y que han contribuido de forma muy relevante a dar un contenido moderno a dicha disciplina en España: Ignacio de Otto, Ramón Punset, Francisco Bastida y el mismo Varela.

Varela fue una persona extraordinariamente culta, inteligente, trabajadora, muy divertida y vitalista. En esos rasgos, y en alguno más, se pareció a su paisano, mentor, director de tesis y amigo Ignacio de Otto, también fallecido prematuramente.

En sus años de doctorando, Varela empezó a interesarse por la historia constitucional y, como resultado, culminó su tesis Soberanía y reforma constitucional en las Cortes de Cádiz y en la Constitución de 1812, que obtuvo el premio Nicolás Pérez Serrano a la mejor tesis en el campo de la ciencia política y el derecho constitucional. Aunque se ocupó de diversas cuestiones propias del Derecho Constitucional, lo que le interesó sobre todo fue articular como disciplina propia la historia constitucional, llegando a ser la persona de referencia en esta materia en la universidad española y uno de los más destacados especialistas en el ámbito académico europeo, pues no limitó sus análisis al constitucionalismo español, sino que se ocupó también del inglés, francés, italiano y portugués, lenguas a las que han sido traducidos varios de sus trabajos. Su premisa fue ensamblar la perspectiva normativo-institucional con la doctrinal y, además, conectar las normas, las instituciones y las doctrinas constitucionales con la sociedad en la que se insertan.

Varela entendió muy pronto la importancia del trabajo en equipo, para lo que contó con la inestimable colaboración de sus discípulos Ignacio Fernández Sarasola y Antonio Franco, y la necesidad de divulgar los conocimientos y trabajos científicos a través de las tecnologías de la información y la comunicación. Para ello promovió la creación de la revista Historia Constitucional, de la que fue director desde su creación y que representó una novedad en el ámbito historiográfico y jurídico global, pues además de estar dedicada en exclusiva a la historia constitucional, algo muy infrecuente, es una publicación electrónica a la que se puede acceder de manera gratuita en Internet.

También impulsó el seminario de historia constitucional Martínez Marina, que dirigió y en el que consiguió la integración, como investigadores titulares, de profesores de 12 universidades españolas. De este seminario depende el sello editorial In Itinere, que publica sus libros en formato digital y es de acceso libre y gratuito; la última obra publicada es del propio Varela Liberalismos, constituciones y otros escritos, publicado poco antes de su muerte. Además, varios de los integrantes del seminario publicamos, coordinados por el profesor Varela, los cinco volúmenes de la Colección Leyes Políticas Españolas 1808-1978 (Iustel).

El vitalismo y amor al trabajo acompañó al profesor Varela hasta el último momento: siguió dirigiendo la colección Clásicos Políticos, del Centro de Estudios Políticos y Constitucionales, y divulgando sus investigaciones. Recientemente acaba de ver la luz su trabajo Los orígenes del Estado social en España (1883-1931), incluido en los Quaderni Fiorentini per la Storia del Pensiero Giuridico Moderno, y en 2018 se publicará en la editorial Marcial Pons una obra en la que puso especial empeño y entusiasmo: Historia constitucional de España (normas, instituciones, doctrina).

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Si uno no muere del todo mientras sus obras tengan aliento, es evidente que el legado del profesor Varela estará vivo muchísimo tiempo, sin que caiga sobre él el “olvido que seremos”, aunque, sinceramente, eso no nos sirva ahora de mucho consuelo a sus alumnos, compañeros y amigos.

Miguel Ángel Presno Linera es profesor titular de Derecho Constitucional en la Universidad de Oviedo.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS