Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Heridos de gravedad un niño de 15 meses y su abuela por dos rottweiler

El ataque ocurrió en el municipio vizcaíno de Sopuerta cuando las víctimas paseaban con su perro

Un ejemplar de raza rottweiler.
Un ejemplar de raza rottweiler.

Un niño de 15 meses y su abuela resultaron heridos con mordeduras de gravedad el pasado lunes, día de Año Nuevo, por el ataque de dos perros rottweiler en el municipio vizcaíno de Sopuerta. El bebé permanece ingresado desde ese día en la UCI de Pediatría del hospital de Cruces, donde evoluciona de manera "favorable".

La mujer y su nieto caminaban el pasado 1 de enero con su perro por un paseo del citado municipio cuando se cruzaron con otra persona que iba con dos rottweiler. Los animales se enzarzaron en una pelea que culminó con el ataque violento de uno de los rottweiler al pequeño y su abuela, a quienes causaron varias mordeduras, según ha informado el Departamento vasco de Seguridad.

La Ertzaintza ha abierto diligencias de investigación por un presunto delito de lesiones por imprudencia tras el ataque de los dos animales de raza peligrosa y ha identificado a su propietario.

Los dos heridos fueron evacuados en un primer momento a un centro de salud en la vecina localidad de Zalla y de ahí, ante la gravedad de las heridas, fueron trasladados en ambulancia al hospital de Cruces, donde el menor está siendo tratado de las múltiples heridas sufridas de cintura para abajo y en las extremidades.

El Departamento de Seguridad ha explicado que hasta el momento no hay denuncia por esos hechos, si bien la Ertzaintza ha abierto un atestado para aclarar lo ocurrido, ha identificado al dueño de los dos perros de raza peligrosa y dispone de la documentación de los canes, sobre los que deberá resolver la autoridad judicial.

El pasado 28 de diciembre, un niño de tres años tuvo que ser trasladado en estado grave al Hospital de La Paz (Madrid) tras ser mordido por varios perros de la raza bull terrier en una finca de la localidad madrileña de El Molar. Los perros arrancaron las dos orejas al menor, además de causarle una mordedura grave en el muslo izquierdo y varias heridas en la cara de menor gravedad.

Más información