Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La madre de Diana se queda en Madrid y el padre viaja ya hacia Galicia

"Nunca se imaginó que esto terminaría así, siempre pensó que se la encontraría con vida"

Diana Quer Ampliar foto
Juan Carlos Quer y Diana López-Pinel, padres de la joven asesinada.

Los padres de Diana Quer se han vuelto a repartir los papeles y en esta ocasión la madre, Diana López-Pinel, se quedará en los próximos días en Madrid, en su casa de Pozuelo de Alarcón, a la espera de los últimos trámites sobre la resolución del caso, y el padre, Juan Carlos Quer, está en estos momentos de viaje hacia Galicia para hacerse cargo de la situación sobre el terreno. Los padres están separados desde 2013. El letrado de la madre, Pedro Victor de Bernardo, precisó a EL PAÍS que su defendida "está rota de dolor", que no se desplazará a su casa en A Pobra do Caramiñal (A Coruña) y que hasta el último momento mantuvo la esperanza de que apareciera viva: "Nunca se imaginó este final, siempre pensó que se la encontraría con vida".

La madre de Diana Quer sí estuvo hace unos días en Galicia, en su vivienda de verano en A Pobra, para pasar allí con su otra hija, Valeria Quer, las fiestas de Nochebuena y Navidad. A comienzos de esta semana ya regresó a Madrid y fue ahí donde se enteró de la detención de José Enrique Abuín Gey, alias El Chicle, al que la Guardia Civil situó y cercó en las últimas horas como el principal sospechoso de la desapareción de su hija. Esa noticia ya le llenó de dolor, aunque se negó a perder la esperanza. Un responsable de la investigación informó directamente a los padres durante este pasada madrugada del hallazgo del cuerpo de Diana en una nave cerca precisamente del lugar en el que desapareció el 22 de agosto de 2016.

El padre y la madre de Diana se pusieron en contacto y acordaron su división de funciones. El padre emprendió camino a Galicia para colaborar en las labores de identificación y se plantea realizar alguna declaración cuando llegue y tenga acceso a todos los datos. El abogado de la madre anticipó que la familia va a sopesar ahora sus próximos pasos y acciones pero sí adelantó que decidirán personarse en la causa judicial que se reabra como acusación particular. El juez del Juzgado número 1 de Riveira, que lleva la causa, había decidido el pasado mes de abril archivar provisionalmente el procedimiento judicial ante la falta de nuevas pruebas concluyentes.

La otra hija y hermana de Diana, Valeria Quer, de 17 años ahora y que se ha mantenido activa en redes sociales durante este tiempo recordando el caso y la desaparición, volcó a primera hora de esta mañana un mensaje corto y contundente: "No soy persona hoy. Pagarás hijo de puta".

Más información