Podemos secunda al separatismo al impugnar el artículo 155 en campaña

El grupo confederal que lidera Iglesias presentará el lunes un recurso que celebran ERC y PDeCAT

Pablo Iglesias, en el Congreso.
Pablo Iglesias, en el Congreso.ULY MARTÍN
Más información
Las alianzas en Cataluña ponen en peligro el futuro de Podemos
Iglesias acudirá este año a los actos de la Constitución

Podemos se arrimó ayer a las posiciones del independentismo con la decisión, a tres semanas del 21-D, de impugnar ante el Constitucional la aplicación del artículo 155 aprobada en el Senado. ERC y PDeCAT, que por sí solos no tenían los 50 diputados para presentar el recurso, celebraron la iniciativa, aunque no participen en ella. El grupo confederal de Unidos Podemos y sus confluencias registrarán el escrito el lunes, jornada que coincide con el arranque de la campaña electoral. Algunas federaciones de Podemos reaccionaron con sorpresa y preocupación ante el rechazo que puede provocar en sus votantes.

Pablo Iglesias truncó, sin que fuera su intención, la estrategia de la coalición de Podemos con los comunes de Ada Colau para que la campaña electoral gravite alrededor de las cuestiones sociales y, por tanto, del eje de discusión tradicional entre izquierda y derecha. El inesperado anuncio sobre la presentación de un recurso de inconstitucionalidad contra los términos de aplicación del 155 desarboló a Podemos. De entrada, porque el gran temor de la candidatura que lidera Xavier Domènech es que la relación entre Cataluña y el resto de España centre una campaña que se prevé muy polarizada. El recurso al artículo citado refuerza ese relato.

En esa tesitura, los sondeos coinciden además en que la posición intermedia contraria a la declaración unilateral de independencia y a la intervención de la Generalitat realizada por el Estado no termina de atraer a un electorado muy volátil. La paradoja es que la posición de Podemos en Cataluña no resulta atractiva en el resto de España y puede pasarles factura por sus guiños al independentismo. Desde distintas federaciones territoriales expresaron su sorpresa e inquietud ante el temor de que no todo su electorado comparta la impugnación al 155. En este sentido, apuntaron que quizá debería haberse volcado el protagonismo de la iniciativa en la confluencia aliada en Cataluña, En Comú Podem, y no tanto en Unidos Podemos. Si Iglesias no hubiera anunciado la decisión, reflexionan, podría haberse amortiguado el posible impacto negativo de este delicado paso entre los votantes fuera de Cataluña.

Un recurso por concretar

Xavier Domènech no concretó ayer los detalles del recurso de inconstitucionalidad impulsado por Unidos Podemos. “La aplicación del 155, en la medida que se ha hecho mediante reales decretos, presenta cierta dificultad técnica en la presentación de recursos y generaba un cierto desamparo. Esto lo hemos podido solucionar, pero ya lo explicaremos el lunes”, observó.

Fuentes parlamentarias destacaron que 50 diputados pueden firmar un recurso de una ley, pero que no hay ley alguna en la aplicación del artículo 155.

“Lo vamos a recurrir [el 155] en breve. Estamos firmando para recurrirlo”, reveló Iglesias cuando la intención de En Comú Podem era hacerlo el próximo lunes. La víspera, Gabriel Rufián (ERC) había instado a actuar a Unidos Podemos, el único grupo parlamentario contrario a la anulación del autogobierno catalán en respuesta al desafío secesionista con los parlamentarios suficientes para impugnar la medida.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

La reacción de los partidos partidarios del procés presentes en el Congreso tuvo una mala digestión en Podemos. “Lo celebramos, no entendíamos que tardaran tanto”, manifestó Joan Tardà. El portavoz de Esquerra Republicana, que afirmó que su partido se sentía “indefenso” ante un 155 que tildó de “aberración”, atribuyó la tardanza —Domènech había hablado de recurrirlo hace un mes— a la división de criterio en las filas de Podemos y sus satélites: “Me consta que había opiniones distintas, pero como no nos gusta que se metan en nuestra casa, no nos metemos en eso”.

“Desconocía que Tardà pertenecía a Podemos (...). Llevamos semanas preparando el recurso con expertos y constitucionalistas, no ha sido de un día para otro”, rechazó Domènech. La incomodidad de compartir espacio con ERC (nueve diputados) y PDeCAT (ocho) quedó patente en la insistencia con que diferentes portavoces de Podemos y de En Comú Podem insistieron en que de ninguna manera compartirían la iniciativa con los dos partidos que cogobernaron la Generalitat. “Lo hacemos solos, no queremos hacerlo con quienes son corresponsables de esta situación”, aseveró Josep Vendrell, de En Comú Podem. También se negó que se hubiera buscado un acuerdo con el PDeCAT como deslizó este partido.

El argumento para presentar el escrito es que el 155 se ha convertido, según Domènech, en un “arma para amenazar no solo a Cataluña sino la misma composición de gobierno en Castilla-La Mancha, Navarra o País Vasco, como vimos en declaraciones de destacados dirigentes del PP”. En Comú Podem presentará el recurso y el grupo confederal de Unidos Podemos prestará las firmas. Ni en el grupo parlamentario ni en el consejo ciudadano estatal se había dicho nada antes, señalaron fuentes de Podemos.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS