Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Dos mujeres maquillaban a su sobrino para disimular la huella de sus palizas

Un juzgado de Mondoñedo (Lugo) dicta orden de alejamiento contra las detenidas por un presunto delito de lesiones. El colegio dio la voz de alarma

Un niño recibe una reprimenda de su progenitor.
Un niño recibe una reprimenda de su progenitor.

El niño llegó la semana pasada al colegio cubierto con una gruesa capa de maquillaje que a duras penas procuraba disimular las erosiones de su piel. Supuestamente había sido aleccionado para que contase una falsa historia de alergias y dermatitis, pero en el centro escolar, el CEIP de Mondoñedo (Lugo), no se la tragaron. El crío de nueve años fue trasladado a un centro sanitario y allí se comprobó que no se trataba de erupciones cutáneas sino de contusiones y marcas. El pequeño acabó derrumbándose y contando lo sucedido, y el pasado día 21 la Guardia Civil arrestó a las dos tías con las que compartía vivienda, junto a su madre, sus primos y su abuela. El juzgado de Instrucción número 1 de Mondoñedo, en funciones de guarda, ha acordado una orden de alejamiento y la prohibición de cualquier comunicación con el menor contra ambas detenidas.

Ahora el caso está siendo investigado por el juzgado de Instrucción número 2, al que le correspondía el suceso por la fecha en que ocurrieron los hechos. Las tías de la víctima a la que supuestamente propinaron una brutal paliza por la noche, en ausencia de su hermana, la progenitora del niño, están imputadas por un delito de lesiones en el ámbito familiar, tal y como informa el Tribunal Superior de Xustiza de Galicia. La familia al completo vivía en un mismo inmueble en una aldea de Mondoñedo, pero la orden judicial ha obligado a las investigadas a trasladarse a otro lugar del municipio con sus hijos. Fueron los profesores del centro público los que se dieron cuenta de que el niño iba maquillado y que bajo la pintura afloraban los golpes.

Más información