Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El juez concluye la investigación del ‘caso Ausbanc’ y propone juzgar a Pineda, Bernad y López Negrete

El magistrado acusa a 14 personas de los delitos de estafa, extorsión, amenazas, administración desleal, fraude en las subvenciones y organización criminal

Luis Pineda, tras su detención el pasado 15 de abril. Ampliar foto
Luis Pineda, tras su detención el pasado 15 de abril.

El titular del Juzgado Central de Instrucción 1, Santiago Pedraz, ha dictado este lunes el auto por el que da por concluida tras dos años de investigación del caso Ausbanc y propone sentar en el banquillo a 14 personas, entre ellos el presidente de la asociación, Luis Pineda; el secretario general de Manos Limpias, Miguel Bernard; y la abogada Virginia López Negrete. El magistrado –que ha acordado el sobreseimiento de un decimoquinto imputado- considera acreditado que en la actuación de todos ellos hay indicios de los delitos de estafa, extorsión, amenazas, administración desleal, fraude en las subvenciones y organización criminal.

En su escrito, Pedraz destaca que la investigación ha acreditado la existencia de una organización criminal dirigida por Pineda que se valía de Ausbanc –una asociación sobre el papel sin ánimo de lucro- para conseguir “un beneficio económico ilícito de sus miembros” mediante la extorsión de diversas empresas, principalmente bancos, bajo la pantalla de la “defensa de los consumidores”. El dinero que recaudaba Pineda de estas supuestas extorsiones era camuflado mediante la firma de ficticios “convenios publicitarios” con dichas sociedades. Otra parte de los ingresos de la Asociación provenía de las subvenciones públicas por su condición de asociación sin ánimo de lucro y de las aportaciones de los asociados.

Pedraz destaca que la mayor parte este dinero, en lugar de redundar en beneficio de Ausbanc, “se distraía entre las sociedades creadas al efecto por los dirigentes de Ausbanc, con la finalidad última de beneficiarse personalmente”. En este sentido, el magistrado describe el “complejo entramado empresarial” de sociedades personales creado durante estos años por el presidente de la asociación con la finalidad de ocultar la verdadera procedencia de dicho beneficio.

El magistrado destaca que en esta estrategia, Pineda utilizó al sindicato Manos Limpias para reforzar sus coacciones. Así, Pedraz considera que hay indicios de que Ausbanc financiaba al sindicato para ejercer la acusación popular en distintos procedimientos judiciales, valiéndose para actuar de tal manera “de los recursos propios del sindicato, contando con el apoyo y beneplácito del secretario general de Manos Limpias, Miguel Bernad, a quien Luis Pineda, en cierto modo, controlaba y manejaba”. Ambos contaban, según el juez, con el apoyo de la letrada Virginia López Negrete. Esa connivencia entre Ausbanc y Manos Limpias destaca en al menos ocho procesos judiciales que Pedraz enumera en su escrito: los casos Sevilla, Noos, Sabadell, Facua, Volkswagen, Santander, Endesa y contra el que fuera subsecretario de Sanidad y Consumo, Fernando Puig de la Bellacasa.

En el caso Noos, el auto recuerda que Manos Limpias ejercía la acusación popular y que fue su actividad en la instrucción la que finalmente consiguió sentar en el banquillo a la infanta Cristina de Borbón. En este sentido, el magistrado concluye que en este caso Pineda tenía intentó “la estrategia de intentar negociar la retirada de la acusación contra la Infanta a cambio de un acuerdo que les beneficie económicamente, en concreto entre 2 y 3 millones de euros”

Más información