Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Dos ONG rusas hacen propaganda sobre las cargas de la consulta

La Organización Mundial Contra la Tortura facilita una visita a Barcelona

Policías dispersan a un grupo de ciudadanos el 1 de octubre en Barcelona.
Policías dispersan a un grupo de ciudadanos el 1 de octubre en Barcelona. AFP

Representantes de dos organizaciones no gubernamentales rusas se encuentran de visita en Cataluña, en un viaje organizado por la Organización Mundial Contra la Tortura (OMCT), para estudiar los efectos de las cargas policiales registradas en el referéndum ilegalizado del 1 de octubre. Yuri Dzhibladze, presidente del Centro para el Desarrollo de la Democracia y los Derechos Humanos, y Olga Zakharova, directora del Centro de Análisis de Documentos para la Libertad, contactaron a la OMCT para pedir asistencia en la visita a Cataluña, en la que también tienen intención de analizar las presiones por parte de las autoridades independentistas a la prensa, denunciadas por Reporteros sin Fronteras.

Los dos enviados forman parte de la Plataforma de Solidaridad Cívica (CSP), que agrupa a unas 90 entidades europeas, americanas y asiáticas. La principal actividad de la CSP es denunciar los abusos contra los derechos civiles y políticos cometidos en las repúblicas exsoviéticas. Estos abusos los denuncian ante la OCDE, el Consejo de Europa y, en menor medida, ante la Unión Europea.

Fuentes de la inteligencia española consultadas por este diario aseguran que los dos activistas rusos tienen intención de encontrarse con profesores de la universidad de Barcelona, como David Bondia, que además es presidente del Instituto Catalán de Derechos Humanos; con representantes del Ayuntamiento de Barcelona, y con Elena Jiménez, vocal y miembro de la junta directiva de Òmnium Cultural, una de las organizaciones que más ha impulsado la causa del independentismo desde las calles. 

Òmnium y ANC

Òmnium es la organización que financió y difundió el vídeo Help Catalonia, copiado de otro similar grabado durante la guerra civil de Ucrania, en el que una actriz denunciaba supuestas violaciones de los derechos humanos en Ucrania.

El líder de esa organización, Jordi Cuixart, se halla en prisión preventiva junto al presidente de la Asamblea Nacional Catalana, Jordi Sànchez, por fomentar unas concentraciones callejeras que trataron de impedir la labor de la Guardia Civil durante los registros a la consejería catalana de economía el 20 de septiembre. Desde que el juez decretara la prisión preventiva de los dos líderes independentistas, sus organizaciones han denunciado ante la comunidad internacional que son presos políticos, algo ampliamente disputado por juristas y expertos en derecho.

Fue precisamente la ANC la organización que dijo que el 1 de octubre Cataluña vivió una jornada “de violencia como no se había visto desde la Segunda Guerra Mundial”. El Gobierno autonómico mantiene que hubo más de mil heridos, aunque sólo cuatro fueron hospitalizados.

Más información