Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un jurado exculpa al acusado del doble crimen de Almonte

El procesado se sentó en el banquillo por el asesinato de una niña de ocho años y su padre

El acusado del doble crimen de Almonte, sale en libertad de la Audiencia de Huelva.
El acusado del doble crimen de Almonte, sale en libertad de la Audiencia de Huelva.

El jurado popular ha declarado no culpable al único acusado por el doble crimen de Almonte (Huelva), perpetrado el 27 de abril del 2013 y en el que murieron una niña de 8 años y su padre. El procesado es la expareja de la madre de la niña asesinada y exesposa del fallecido.

El portavoz del jurado ha comunicado a la sala su decisión tras deliberar desde el miércoles por la noche, una vez que se dio por concluido el juicio y el acusado, de iniciales F. J. M., expresó su última palabra al reiterar su inocencia y manifestar su deseo de que "se coja al verdadero culpable". Tras el veredicto, la magistrada presidenta del tribunal, Carmen Orland, ha dictado sentencia absolutoria y ha decretado su puesta en libertad.

El jurado ha debido responder un total de diez cuestiones, que componían el objeto del veredicto, y que venían a resumirse en dos aseveraciones: "El acusado es culpable de matar a Miguel Ángel Domínguez Espinosa sin posibilidad de defensa de éste y aumentando, deliberada e innecesariamente, su dolor"; y "El acusado es culpable de dar muerte a la menor de ocho años María Domínguez Olmedo, sin posibilidad de defensa de ésta y aumentando, deliberada e innecesariamente, su dolor".

La juez ha tenido que suspender la lectura del veredicto en el segundo punto, después de que la madre y abuela de los fallecidos hayan sufrido una crisis nerviosa y hayan increpado al acusado y al propio jurado; esta mujer ha tenido que ser sacada de la sala por la policía para recibir asistencia médica.

Posteriormente, ya en la calle, los familiares y amigos de F. J. M., bastante emocionados, lo esperaban a la puerta de la Audiencia, de donde ha salido, escoltado por la policía, recibiendo multitud de aplausos y gritos de inocente.

Los letrados de las dos acusaciones particulares han adelantado que presentarán el correspondiente recurso de apelación ante el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA). Inmaculada Torres, abogada de la madre y expareja de las víctimas, ha asegurado que "no saben lo que ha podido pasar" puesto que "hay condenas con pruebas de ADN en el TSJA, en el Tribunal Supremo, no sabemos qué ha podido pasar". "Quizá no hemos conseguido llegar al jurado o sus miembros no han sido lo suficientemente valientes para condenar a una persona a 50 años, es una carga muy fuerte para unas personas que no se dedican a esto", ha proseguido.

Mientras, Francisco Baena Bocanegra, abogado del procesado, ha manifestado que "con una sentencia absolutoria, después de cuatro años luchando, de un juicio de un mes, después de vivir queramos o no queramos la tensión que supone una vista de este calibre y el incierto que supone un jurado, la satisfacción se resume en las lágrimas de ese hombre que lleva sufriendo cuatro años".

Tras trasladar su pésame a los familiares de las víctimas, ha señalado que "ya se ha acabado la hora de los duelos, ahora es la hora de la justicia, y ésta ha sido inapelable, un veredicto de inculpabilidad, más no podemos pedir, estamos satisfechos".

Más información