Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
EP Local BLOGS CRÓNICAS
DEL PAÍS

#Hablamos? #Parlem?, el mensaje más ilustrado

La iniciativa ciudadana que convoca la concentración sin banderas del 7-O ha despertado originales adhesiones de diseñadores gráficos y creativos

Góngora y Quevedo quedando para hablar. Un aviso de Whatsapp con 46.468.102 mensajes pendientes (uno por cada español) o el pantallazo del traductor de Google que muestra que "Amor" se dice igual en catalán y en castellano... Las redes se están llenando de simpáticas ilustraciones, pequeñas animaciones y carteles de pulido aspecto publicitario que instan al diálogo y a sacar la bandera blanca. Detrás de ellas se encuentran dos iniciativas ciudadanas nacidas hace unos pocos días y sin relación entre sí.

La primera bandera blanca la colgó la agencia de publicidad Sra. Rushmore en sus oficinas de la Gran Vía de Madrid. Era una sábana con una pregunta: Parlem? Desde Barcelona, la agencia SCPF contestó con otra sábana que decía: Hablemos. Era aún 27 de septiembre. Con el paso de los días aparecieron más sábanas abogando por el diálogo en balcones de toda España. Y en Twitter empezaron a surgir hashtags: #parlem, #hablemos, #hablamos, #parlamos, #hablem...

Sin relación directa con lo anterior, el 3 de octubre un investigador de Sociología de la Complutense, Guillermo Fernández, y sus amigos, tras una exitosa cadena de mensajes de Whatsapp llamando al diálogo, abrieron una página de Facebook convocando una manifestación para el sábado 7 de octubre a las 12 de la mañana frente a todos los ayuntamientos bajo el lema: España es mejor que sus gobernantes #Hablamos? En tres días consiguieron casi 20.000 seguidores en Facebook (su cuenta en Twitter es @hablamos7O). La convocatoria pide que los asistentes en vez de banderas territoriales lleven algo blanco, ya sea una camiseta o un folio. "Nunca he organizado nada parecido", explica Fernández por teléfono, sobrepasado por la respuesta en redes. "Nos llegan muchas fotografías de gente colgando sábanas blancas de sus balcones y también ilustraciones y viñetas muy profesionales". El fenómeno recuerda a la ola de carteles aportados por ilustradores espontáneos a la candidatura de Manuela Carmena a la alcaldía de Madrid.

El miércoles contactó con #Hablamos? otro grupo de ciudadanos que había creado casi al mismo tiempo una cuenta con un lema parecido, aunque bilingüe: Parlem/Hablemos (estos son sus perfiles en Facebook y Twitter). "Somos una comunidad de investigadores universitarios, diseñadores, ilustradores, publicistas... un grupo de gente que cree que es necesario hacer un parón y hablar", explica por teléfono Cristina M., investigadora en la Universidad Autónoma de Barcelona. El grupo se ha unido a la convocatoria de la manifestación del 7-O y entre otras cosas aporta a la causa gran parte del músculo gráfico, dado que muchos de sus miembros se dedican a ello profesionalmente.

Las ilustraciones aportadas por los miembros de Parlem/Hablemos y por terceras personas pasan por una suerte de asamblea digital, donde el grupo comprueba que no haya erratas, no hieran sensibilidades y respondan al espíritu "en positivo" de la iniciativa, según explica Cristina añadiendo que hasta ahora ninguna se ha tirado para atrás, aunque sí se han mejorado colaborativamente. "La idea es que inviten al diálogo de una manera amable y directa al corazón, hoy en día una imagen vale más que mil manifiestos".

La mayoría de las ilustraciones tienen dos cosas en común: un toque de humor y la ausencia de una firma. "Lo importante es extender el mensaje, no darse a conocer usando esta plataforma", dice la investigadora. 

"No firmarlas individualmente fue algo que surgió de forma natural; firmamos con los hashtag #parlem #hablemos porque es lo que nos une", explica Ana Vences, directora de arte en una agencia de publicidad madrileña que se metió en el grupo Parlem/Hablemos a través de una antigua profesora de creatividad. Su aportación es una viñeta de los tres monos sabios "con una vueltita": el último, en vez taparse la boca, pide dialogo. "Intentamos no posicionarnos, hacer un llamamiento lo más neutro posible para que quede claro el mensaje clave: siéntense a hablar", dice la creativa. Su compañera en la agencia, Anai Melendez, también ha participado con un dibujo de una taza de café que invita a charlar y con la ilustración de los 46 millones de mensajes en Whatsapp. "Entre las propuestas hay muchas imágenes inspiradas en móviles o en Internet que apelan a los más jóvenes", dice la creativa, esperando que muchos de ellos se sumen a la "marea blanca" del 7-O.