Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un buque con 40.000 toneladas de fertilizante, a la deriva y en llamas cerca de Canarias

El Chesire transporta 40.000 toneladas de nitrato de amonio de Noruega a Tailandia

El buque británico MV Chesire, con 40.000 toneladas de fertilizante (nitrato de amonio) declaradas en sus bodegas, navega a la deriva al sur de Gran Canaria, después de que este lunes sufriera una combustión de su carga y sus 24 tripulantes fuesen evacuados cuando se encontraba a 60 millas de la localidad de Arguineguín (Gran Canaria), según ha informado este martes Salvamento Marítimo. El remolcador Punta Salinas de esta entidad mantiene el barco bajo control y vigilancia.

El carguero de la empresa Bibby Line, con 56.997 toneladas de peso muerto y fabricado en China en 2012, navegaba desde Noruega a Tailandia registró una fuerte subida de temperatura en una de sus bodegas, con mucho humo, lo que motivó la evacuación de la tripulación el lunes por la tarde. 

La empresa propietaria del carguero ha asegurado que la temperatura en la bodega número 4 alcanzó un nivel elevado que causó daños a la cubierta de la escotilla. Por ello, y tras registrarse varias explosiones, la empresa pidió el rescate a Salvamento Marítimo, que evacuó a los 24 tripulantes en los helicópteros Helimer 202 y 207.

El buque navega a la deriva a unas 70 millas de Arguineguin (Gran Canaria), pero alejándose de la costa. El armador del buque ha contratado a Resolve Marine, una empresa especializada en salvamento con sedes en Holanda y Gibraltar, que tiene previsto llegar al barco este martes con la intención de enfriar la carga. Hasta ese momento no se sabrá la situación exacta del barco ni si supone un riesgo para la navegación.