Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PSOE andaluz creará un defensor de la militancia

El congreso regional busca una mayor apertura a la sociedad y nuevas formas de participación

La presidenta andaluza y secretaria general del PSOE andaluz, Susana Díaz, y el secretario de organización, Juan Cornejo, en la exposición montada para el congreso de su formación.
La presidenta andaluza y secretaria general del PSOE andaluz, Susana Díaz, y el secretario de organización, Juan Cornejo, en la exposición montada para el congreso de su formación. EFE

Defensa de la libertad de pensamiento en el debate territorial

Fuentes de la dirección socialista han insistido este viernes, a pocas horas de la apertura del congreso del PSOE andaluz, que la posición del mismo en el debate territorial tiene como objetivo central "garantizar la igualdad" y no la confrontación.

Frente a las "asimetrías" que pueden encubrir algunos planteamientos, el PSOE andaluz mantiene que el principio irrenunciable de cualquier organización debe ser asegurar la igualdad entre todos los territorios, sin que esto afecte al reconocimiento de las "singularidades" que se prevé en la Declaración de Granada.

Los socialistas andaluces no quieren que este debate se convierta en un elemento de enfrentamiento entre las direcciones del partido sino que se entienda como una expresión más de la "libertad de pensamiento" y democracia interna. "Una cosa es la postura oficial, que la marca Ferraz y no se cuestiona, y otra es la libertad de opinión, de pensamiento, lo que no significa ir contra la dirección", han aclarado.

No se va a llegar a articular la participación de los simpatizantes en las consultas del partido, como se debatió durante las pasadas primarias, pero sí se abre una nueva etapa en la relación con los integrantes del partido. El congreso del PSOE andaluz que se celebra este fin de semana quiere una formación más abierta y feminista para lo que creará un defensor o defensora de la militancia y consejos de la mujer. Cualquier militante podrá exigir respuestas a la organización y esta deberá aportarlas en los plazos y formas que se establezca.

“Transparencia y rendición de cuentas”. Son dos de las motivaciones de las propuestas para la incorporación de figuras en la organización del partido que permitan recuperar la confianza de los militantes. En este sentido, a partir del lunes, los integrantes del PSOE andaluz contarán con un defensor o defensora de sus intereses.

La organización, no solo se verá obligada a responder en tiempo y forma a las reclamaciones, quejas y demandas de cualquier afiliado, sino que, además, “todos los cargos públicos y orgánicos rendirán cuentas periódicamente y publicarán sus agendas políticas”.

Además, el PSOE quiere recuperar representatividad social y atraer a “líderes sociales”, “a nuevas personas comprometidas con la izquierda transformadora y útil”. Admite la organización que “no basta hacer política para la ciudadanía sino que hay que hacerla con ella”.

En este sentido, la organización andaluza se ha propuesto emprender estrategias para aumentar los afiliados jóvenes, uno de los sectores donde más fugas se han detectado hacia Podemos, y establecer “nuevas maneras de participación política”.

Las propuestas de apertura no llegan aún a las que ya se plantearon en el congreso federal celebrado en Sevilla hace cinco años, donde los candidatos Alfredo Pérez Rubalcaba y Carme Chacón planearon la posibilidad de abrir las primarias a los simpatizantes. “Eso ni siquiera se ha propuesto en el último congreso federal”, advierte un responsable de la dirección andaluza, quien resalta que no se trata de una idea de los sectores afines a Pedro Sánchez sino de algo más antiguo. Pero recela. “¿Sería para elegir al candidato a la presidencia del Gobierno o para la secretaría general del partido?¿Quién sería simpatizante? No es la cuestión ahora y máxime cuando ni siquiera se ha planteado en el reciente congreso federal. Se trata de abrirnos a los médicos, a los profesores o a las asociaciones para abordar los problemas que les afectan”, añade.

El congreso andaluz

El congreso que arranca este sábado reúne a 481 delegados con derecho a voto, de los que 31 son afines a Pedro Sánchez. En esta asamblea, la organización de Susana Díaz, que será reelegida tras ser la única candidata en reunir los avales necesarios, quiere reivindicar su importancia ante la nueva organización nacional. Hasta el lema elegido (“Andalucía, la fuerza socialista”) va en esa dirección.

La gestión de la ejecutiva saliente ya ha recibido el aval del 91% de las organizaciones provinciales, por lo que el informe de gestión que defenderá Díaz en el arranque del congreso saldrá adelante sin obstáculos.

Tres comisiones debatirán la ponencia marco: Igualdad y progreso para un nuevo tiempo, Economía al servicio de las personas y El PSOE, un partido a la vanguardia de la calidad democrática. En las propuestas que hacen referencia a la organización territorial, todas reivindican la Declaración de Granada (que fijó la vía de la reforma constitucional para ahondar en la definición de una España federal) y ninguna hace referencia al término “plurinacional” que incorporó la dirección de Pedro Sánchez en el último congreso.

El domingo, tras la elección de los órganos, el secretario general federal asistirá a la clausura y la proclamación de Díaz como máxima responsable del socialismo andaluz.

Más información