Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Susana Díaz volverá a dirigir el PSOE andaluz al ser la única candidata

La secretaria general evita cualquier alusión a la pugna interna y pide un congreso de unidad que levante y consolide al socialismo frente al PP

Díaz se dirige a un grupo de militantes socialistas tras ser proclamada única candidata a la Secretaría General de los socialistas andaluces.

Susana Díaz ha sido proclamada única candidata a la secretaria general del PSOE andaluz tras haber sido la única en obtener los avales necesarios para seguir adelante. Su único oponente en la fase previa, Francisco Tirado, un militante jiennense afín a Pedro Sánchez, ha obtenido solo 813 firmas frente a las 4.850 necesarias. Díaz ha superado ampliamente esta cifra y, ante un grupo de militantes, ha llamado a un congreso que consolide el liderazgo socialista en la comunidad, sin alusiones a divisiones previas ni a conflictos internos.

Tras más de un minuto de aplausos de los militantes reunidos en la sede del PSOE andaluz, a los que ha agradecido "tantísimo cariño", Díaz se ha dirigido ya como aspirante a revalidar su cargo de secretaria general socialista en el congreso previsto a finales de mes.

La dirigente socialista ha pedido a sus compañeros, entre los que se encontraban el alcalde de Sevilla, Juan Espadas, la secretaria general de Sevilla, Verónica Pérez, y el secretario de Organización, Juan Cornejo, que le ayuden a "levantar el PSOE para levantar a Andalucía". "Vamos a trabajar para hacer un gran congreso en el PSOE, como sabemos hacerlo, desde la unidad, la fortaleza, con ilusión y ganas", ha proclamado entre aplausos.

Díaz ha aludido al respaldo mayoritario obtenido por los socialistas andalucesen las últimas elecciones y ha llamado al partido a responder a esa "enorme responsabilidad" con un "proyecto de éxito para defender esta tierra y para sacar lo mejor de Andalucía".

La única candidata a dirigir el PSOE andaluz ha recuperado el discurso que utilizó en las primarias contra Pedro Sánchez, pero con un horizonte diferente. "Tengo ilusión, ganas y fuerza", ha afirmado. Pero esta vez no se refería a la pugna interna sino a la posibilidad de hacer que la recuperación económica se traduzca en recuperación de derechos para los andaluces. "A la derecha en España y en Andalucía no le agrada que aquí estemos demostrando que se puede gobernar de otra manera, que la recuperación se puede gestionar pensando en los ciudadanos", ha argumentado.

La ausencia de rivales ha permitido a Diaz aprovechar su proclamación para lanzar sus críticas hacia el Gobierno central por el objetivo de déficit fijado en el último Consejo de Política Fiscal y Financiera (CPFF). Según ha dicho, esta exigencia supondrá un "hachazo de 450 millones" en el presupuesto autonómico.

"Abrimos una etapa donde Andalucía va a ser clave en el equilibrio territorial de España, donde tenemos que defender la financiación autonómica y la cohesión territorial, y cuanta mayor fortaleza tenga el PSOE andaluz, mayor fortaleza tendrá el Gobierno de Andalucía para defender los intereses de esta tierra, que no pretende ser más que nadie pero que no está dispuesta a ser menos que nadie", ha manifestado Díaz.

La presidenta andaluza, que seguirá como secretaria general socialista, ya ha puesto la proa en las próximas elecciones municipales y autonómicas. "Llegaremos con los deberes cumplidos, con la palabra que le dimos a los andaluces hace dos años cumplida también y demostrando que esa recuperación solo es posible pensando en la gente", ha concluido.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >