La nueva juez del ‘caso Villarejo’ aparta a los policías que investigaban al comisario

La magistrada ha dictado en los últimos días varios autos en los que da un nuevo giro a las pesquisas

Villarejo en los juzgados de Plaza de Castilla en Madrid en junio.
Villarejo en los juzgados de Plaza de Castilla en Madrid en junio.Álvaro García

La titular del Juzgado de Instrucción número 2 de Madrid, Pilar Martínez Gamo, ha comunicado este viernes a los policías que hasta ahora llevaban la investigación sobre la presunta participación del comisario José Villarejo en la grabación ilegal del caso Nicolay que dejan de formar parte de la comisión judicial encargada de las pesquisas. La decisión de la magistrada se produce poco después de que los agentes le entregaran un nuevo informe incriminatorio sobre el policía y sólo unos días más tarde de dictar tres autos con los que daba un giro a la línea de investigación que había mantenido su antecesor, el juez Arturo Zamarriego.

Más información
La doctora Pinto identifica “sin género de dudas” a Villarejo como autor de su apuñalamiento
La juez imputa al comisario Villarejo por la agresión a la doctora Pinto
La nueva juez del ‘caso Villarejo’ da un giro a la investigación

De este modo, la nueva instructora accede a una vieja aspiración de los implicados en la pieza separada del caso sobre El Pequeño Nicolás, en la que se investiga la grabación ilegal y posterior difusión de una conversación entre tres policías y dos miembros del CNI. Hasta ahora, el papel de los agentes había contado con el respaldo del juez Zamarriego y de la Audiencia Provincial de Madrid, que habían rechazado —la última vez el 5 de junio— los recursos presentados para apartarlos.

El nuevo auto se suma a los que la juez dictó los pasados 5, 7 y 8 de julio en la misma línea. En el primero la magistrada se alineaba con el fiscal —con quien su antecesor estaba enfrentado— para rechazar la petición del comisario Marcelino Martín Blas, responsable de las pesquisas hasta su jubilación en abril, de personarse como perjudicado.

Dos días después, anulaba una orden a la policía del juez Zamarriego para rastrear en los servidores del Ministerio del Interior los correos electrónicos de un agente presuntamente implicado en la difusión de la grabación. El 8 de julio archivaba una “subpieza” secreta abierta un año antes para investigar el cruce de mensajes entre este policía y dos periodistas en relación con la filtración pese a que aún no se habían practicado todas las diligencias.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Sobre la firma

Óscar López-Fonseca

Redactor especializado en temas del Ministerio del Interior y Tribunales. Llego a EL PAÍS en marzo de 2017 tras una trayectoria profesional de más de 30 años en Ya, OTR/Press, Época, El Confidencial, Público y Vozpópuli. Es licenciado en Ciencias de la Información por la Universidad Complutense de Madrid.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS