El embajador de Reino Unido, sobre los residentes: “Queremos que se queden”

Manley asegura que el Gobierno británico quiere un proceso sencillo que garantice los derechos

El embajador británico en España, Simon Manley, durante su comparecencia.
El embajador británico en España, Simon Manley, durante su comparecencia.Zipi / EFE

El viaje de Estado que los Reyes de España realizarán la próxima semana a Reino Unido se produce en un momento de gran incertidumbre para los residentes que ambos países tienen en el otro. La salida de Reino Unido de la Unión Europea (UE) tras el referéndum del Brexit ha creado una gran inseguridad en los 130.000 españoles que viven allí y en los más de 300.000 británicos registrados que lo hacen en España. Uno de los principales objetivos de la visita es transmitirles confianza.

Más información

El embajador del Reino Unido en España, Simon Manley, ha querido también darla este jueves durante un encuentro con los medios en la embajada, situada en una de las torres del Area Bussines de Madrid. "Queremos que los españoles se queden allí y los británicos aquí. No hay asunto más importante que el de los ciudadanos. Son la prioridad en esta negociación [la que mantiene Reino Unido con la UE para el Brexit a través del ministro David Davis]. A las puertas de la salida de la UE, en el Reino Unido viven tres millones de europeos y en el continente viven un millón de británicos. 

Manley ha explicado que Reino Unido se siente "orgulloso" de la contribución de los españoles que residen allí, sean estudiantes, ingenieros o en cualquiera de las actividades que desarrollan. "Queremos que se queden", ha insistido, "que sigan estudiando, visitando o trabajando". Según ha expuesto el embajador, en este momento el Gobierno británico está "escuchando las reacciones" a la oferta sobre una nueva categoría migratoria en la que los residentes tendrán que solicitar un carnet que acredite su “estatus de asentado” si quieren seguir en el país después del Brexit.

"Entiendo la frustración que pueda generar", ha asegurado respecto a los residentes españoles, "pero nuestra intención es que se queden. Intentamos desarrollar un proceso para el futuro que va a ser lo más sencillo posible. Estamos dispuestos a escuchar sus ideas para que nuestras reglas sean sencillas", ha añadido. Manley ha subrayado que "la mejor solución es un acuerdo a nivel europeo que garantice los derechos de los ciudadanos al máximo y puedan quedarse".

Gibraltar, fuera de programa

"Es fundamental que Cataluña respete la ley"

Instado sobre los paralelismos entre Reino Unido y España con sus respectivas tensiones territoriales con Escocia y Cataluña, y la posibilidad de que sean tratados durante la visita de Estado, el embajador británico ha asegurado que son "casos distintos" y "no están en la agenda", si bien puede haber "conversaciones sobre estos asuntos", porque es "algo muy importante".

"España tiene Constitución y nosotros no. Tenemos reglas y normas, por eso hubo una votación en el Parlamento británico sobre el referéndum escocés. En cualquier caso, Cataluña es un asunto interno de España. Nosotros queremos que todos respeten la ley y el Estado de derecho. Es fundamental".

Respecto al saludo con que recibió este lunes el presidente de la Cámara de los Comunes, el conservador John Bercow, a la presidenta del Parlament de Cataluña, Carme Forcadell, Manley ha puntualizado que Bercow no habla en nombre del Ejecutivo británico y "su posición no es la posición del Gobierno" del Reino Unido.

El embajador británico ha considerado la visita de Estado de los Reyes como "muy importante" para Reino Unido. "Una ocasión para celebrar la historia conjunta y reforzar los vínculos entre ambos países", tanto entre Gobiernos y familias reales como comerciales, científicos o humanos. Manley ha señalado que uno de los puntos fuertes de la agenda, el almuerzo de Felipe VI con la primera ministra, Theresa May, es un momento para hablar de la relación bilateral "actual y futura" y sobre la presencia de españoles y británicos en ambos países.

En este encuentro no está previsto que se hable de Gibraltar, un asunto que Felipe González definió en sus días de presidente del Gobierno como "una piedra en el zapato" de las relaciones entre España y el Reino Unido. El embajador, no obstante, tampoco descarta que pueda aflorar en el encuentro en el número 10 de Downing Street. Al respecto, ha comentado que en ese asunto "hay que pensar en los ciudadanos".

Lo prioritario, ha señalado, es "asegurar que los 7.000 españoles que cruzan la verja sigan trabajando y potenciar la zona económicamente para favorecer los intercambios". Asimismo, ha abogado por "una relación más fuerte" entre los cuerpos y fuerzas de seguridad de ambos países que trabajan contra las amenazas en la zona. Ha instado a "trabajar juntos" con la Unión Europea para el futuro de la zona y a reforzar la colaboración en materia de seguridad.

Respecto a la posibilidad de que el Rey haga una alusión a Gibraltar en su intervención en el Parlamento británico el próximo miércoles, como hiciera en 1986 Juan Carlos I, Manley se ha mostrado comprensivo. "Es posible. Sabemos las posiciones del otro. Si hay mención, será normal", ha asumido. Con todo, ha recordado que la intervención de un jefe de Estado en el Parlamento británico "es algo especial" que solo se ofrece a "los más importantes y queridos".

Archivado En:

Te puede interesar

EmagisterPerfiles Profesionales 2022

Lo más visto en...

Top 50