Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Casi 138.000 perros y gatos, abandonados en España en 2016

Solo un 16% regresa con sus dueños y un 45% es adoptado, según un estudio

Perrera municipal de Barcelona.

Casi 138.000 perros y gatos abandonados fueron recogidos de las calles de España durante 2016 por protectoras de animales. Solo el 16% volvió con sus dueños y 45% fue adoptado en un nuevo hogar, de acuerdo con el Estudio de Abandono y Adopción 2017 elaborado por la Fundación Affinity. La organización alerta de que la principal razón de abandono es el nacimiento de camadas indeseadas.

La cifra de este año, 104.447 perros y 33.335 gatos recogidos, es casi igual a la del año pasado, por lo que la fundación habla de un estancamiento, después de al menos ocho años en los que se había reducido la cantidad de abandonos. La mayoría de casos se produjo entre mayo y agosto (34% en el caso de los perros y 42% en los gatos). Uno de cada diez animales abandonados fue llevado a una protectora por sus propios dueños, que decidieron no conservarlos.

El 30% de los animales abandonados son cachorros, frente al 57% de adultos. Sin embargo, los pequeños pasan en los refugios solo dos meses antes de conseguir otro hogar, una cuarta parte del tiempo que permanecen los adultos, de ocho meses en promedio.

La Fundación Affinity, que realiza este estudio desde hace 20 años, ha detectado que el principal motivo de abandono es el nacimiento de camadas indeseadas, el 15% de las veces. Le siguen los problemas de comportamiento del animal y el fin de la temporada de caza, con 13% de casos. Un 12% de las veces la razón principal es por factores económicos y 8%, por pérdida de interés en el animal.

Casi 138.000 perros y gatos, abandonados en España en 2016

La directora de la fundación, Isabel Buil, ha subrayado en declaraciones a Europa Press que hace falta mejorar las leyes para proteger a los animales. "Nuestro Código Civil hace que los animales sean susceptibles de apropiación y de libre disposición por parte de sus propietarios. Esto conlleva evidentes perjuicios para los animales en casos de divorcio, embargo, accidentes de tráfico y en otros aspectos de la vida cotidiana", ha dicho.

Más información