Moción de censura de Unidos Podemos

La Moncloa sospecha de los gestos del PSOE de Sánchez hacia Podemos

En el equipo de Rajoy lamentan que el portavoz socialista José Luis Ábalos no aprovechase para desmontar el populismo de Pablo Iglesias

Soraya Sáenz de Santamaría y Rafael Hernando este miércoles en el Congreso.
Soraya Sáenz de Santamaría y Rafael Hernando este miércoles en el Congreso.Ballesteros / EFE

“Extrañeza”, “sorpresa” y cierta “decepción” fueron los primeros calificativos que dedicaron ayer fuentes del máximo nivel de La Moncloa hacia el primer discurso del nuevo portavoz del PSOE en el Congreso, José Luis Ábalos. En el entorno más directo de Mariano Rajoy se puso inmediatamente “bajo sospecha” al dirigente socialista tan próximo a Pedro Sánchez “por sus gestos” y por ciertas “coincidencias” que apreciaron ayer en su intervención con la del líder de Podemos, Pablo Iglesias.

Más información

Ese estilo conciliador y que José Luis Ábalos recogiera “el guante” que le lanzó Iglesias durante el debate, con el que dijo compartir incluso diagnósticos de la situación política en España y posibles propuestas de futuro, alarmó en La Moncloa.

Miembros del Gabinete popular muy cercanos a Rajoy no comprendieron tampoco por qué el nuevo portavoz socialista no aprovechó su primer discurso en el cargo para “desmarcarse y desmontar claramente las ideas populistas de Iglesias”. El propio Rajoy comentó, a la salida del pleno, su satisfacción por la derrota amplia del populismo radical en línea con lo que viene sucediendo en Europa. Fue su única declaración este miércoles en la jornada final de la moción de censura registrada por Podemos contra el presidente, a la que no acudió en toda la mañana para escuchar los debates porque desde La Moncloa precisaron que estaba en su despacho trabajando y haciendo llamadas internacionales.

Rajoy dejó finalmente el Congreso sobre las 14.30 horas, poco después de acabada la votación derrotada de la moción de Iglesias, y se dirigió en el coche oficial hacia un restaurante cercano a la cámara baja (La Huerta de Tudela) para mantener una comida con la dirección de su grupo parlamentario a la que asistieron el portavoz, Rafael Hernando, su segundo, José Antonio Bermúdez de Castro, Carlos Floriano, Rafael Merino, y otros miembros del gabinete y del equipo de comunicación. La comida acabó sobre las 19.15 horas.

Fuentes oficiales de La Moncloa valoraron del socialista José Luis Ábalos, sin embargo, que sí hubiera dejado claro ante “las ambiguedades premeditadas” de Iglesias su entendimiento y compromiso en la resolución cumpliendo la ley del problema independentista en Cataluña.

Archivado En:

Te puede interesar

EmagisterBECAS VERANO

Lo más visto en...

Top 50