Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Una diputada duerme varias noches en el Parlamento balear al no encontrar hotel

La Mesa de la Cámara ha aprobado incrementar la dieta por pernoctación a 120 euros

Una sesión del Parlamento de Baleares en una imagen de archivo.

La exdiputada autonómica de Podemos en Baleares, Montse Seijas, ha revelado que durante los meses de julio y agosto del año pasado se vio obligada a dormir “cuatro o cinco noches” en la sede del Parlamento balear después de no encontrar una habitación de hotel por menos de 90 euros, el precio que cubre la dieta que los diputados de Menorca y las Pitiusas cobran por pasar la noche fuera de su casa. La diputada, que reside en Ciutadella, afirma que por “inexperiencia” no había reservado con antelación un hotel para dormir las noches de julio y agosto que tenía que trabajar en Palma y pensó que al existir en el Parlamento una sala de descanso con un sofá y una ducha podía quedarse a dormir “sin mayores consecuencias”.

Los diputados autonómicos que residen en Ibiza, Menorca o Formentera tenían derecho hasta hace una semana a cobrar una dieta de alojamiento de 90 euros por noche y de 70 euros al día por manutención. Después, presentan un balance de las jornadas que han pasado trabajando en Mallorca y de las noches que han tenido que pernoctar en la isla y la Cámara autonómica les ingresa el dinero correspondiente por cada día.

Hace varias semanas la diputada de Gent per Formentera, Silvia Tur, remitió una carta a la mesa del Parlamento en la que ponía de manifiesto que el coste medio por noche en un hotel de Palma en los meses de temporada supera ”por mucho” el importe de la dieta que cobran y solicitaba una revisión al alza de la asignación o la posibilidad de que la Cámara autonómica llegase a acuerdos con varios establecimientos para garantizar la estancia de los diputados. Después de la reclamación el Parlamento ha aprobado incrementar un 33% la asignación, hasta los 120 euros por noche con el compromiso de impulsar convenios con los hoteles de la zona, una medida que beneficia a los 26 diputados que residen fuera de Mallorca.

“Yo era diputada de Podemos y lo sabían la presidenta del Parlamento, el grupo y el jefe de seguridad, no era una picaresca para quedarme con la dieta” ha explicado Seijas que considera “de mayor sentido común” el quedarse a dormir “dos o tres horas en el sofá, ducharme y estar allí para trabajar”. La diputada subraya que no cobró dietas por las noches que se quedó a dormir en el Parlamento y que los vigilantes de seguridad estaban avisados de que se quedaba a pernoctar cuando no encontraba hotel. “Ninguno de mis compañeros me ofreció quedarme en su casa a pesar de que lo sabían” dice Seijas, que recalca que no le dio importancia al asunto.

Ahora que conoce mejor Palma, la parlamentaria del grupo mixto subraya que ha encontrado un hotel a 15 minutos a pie de la Cámara por 77 euros la noche, con el que ha cerrado el alojamiento para todo el año. “Considero que los 90 euros eran más que suficiente” dice Seijas.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información