Susana Díaz habla con Pedro Sánchez y le pide respeto por los territorios

El secretario general ha hablado con la presidenta de la Junta tras iniciar una ronda para reconciliarse con los críticos

Pedro Sánchez llega al Congreso a la reunión del Grupo Socialista.Jaime Villanueva/Atlas (atlas)
Más información
Sánchez se siente “muy próximo” a los votantes de Podemos pero no a las “formas” de Iglesias
Rajoy celebra el rechazo de Sánchez al referéndum catalán
Pedro Sánchez y la gestora consensúan este lunes la respuesta a Pablo Iglesias

El PSOE andaluz y su secretaria general, Susana Díaz, ofrecen su apoyo al líder de los socialistas, Pedro Sánchez, pero le piden respeto para los dirigentes territoriales del partido y los expresidentes del Gobierno Felipe González y José Luis Rodríguez Zapatero. Esta es la síntesis del contenido de la breve conversación telefónica de este viernes entre Sánchez y Díaz, que mantuvieron a instancias del primero. Sánchez ya ha hablado con todos los secretarios regionales y en ambas partes se ve voluntad de reconciliación. Solo la presidenta balear, Francina Armengol, apoyó a Sánchez en la carrera por liderar el PSOE.

Desde la noche del 21 de mayo —cuando se celebraron las primarias— Susana Díaz no había vuelto a hablar con Pedro Sánchez. Tras los resultados de aquella elección interna, la presidenta andaluza, que fue derrotada, dio la enhorabuena al vencedor y posó unos segundos junto a él y Patxi López con un gesto frío.

El secretario general le ha escrito este viernes a primera hora de la mañana un mensaje para preguntarle cuándo podían hablar y se emplazaron para las 13.30. Así fue. La conversación duró solo cinco o seis minutos, pero se intercambiaron mensajes de calado.

Presidentes con o sin voto en el congreso

No hay un frente de presidentes socialistas con unidad de acción. Y una diferencia notable se da entre los líderes regionales que han querido ir como delegados al congreso —por tanto, con derecho a voto— y los que asistirán en calidad de secretarios generales. Los delegados votarán la ejecutiva que Pedro Sánchez proponga.

Emiliano García-Page, de Castilla-La Mancha, y el valenciano Ximo Puig no serán delegados. El asturiano Javier Fernández acudirá como presidente de la comisión gestora, también sin voto. Sí encabezan listas Susana Díaz (Sevilla), Javier Lambán (Zaragoza), Guillermo Fernández Vara (Badajoz) y Francina Armengol (Baleares).

La presidenta de Andalucía, según portavoces autorizados, le pidió respeto para los líderes territoriales y también esa misma actitud hacia los expresidentes de Gobierno socialistas Felipe González y José Luis Rodríguez Zapatero. Tanto los líderes territoriales socialistas que gobiernan comunidades autónomas como los dos exmandatarios apoyaron la candidatura de la presidenta andaluza para la secretaría general del partido.

Los próximos a Sánchez aseguran que su intención es “tender puentes” y es el camino que ha empezado con llamadas a todos, aunque con unos costará más trabajo que con otros recomponer la relación. Con todos lo va a intentar, pero es de máxima relevancia la forma en la que se resuelva este asunto con el PSOE de Andalucía y su líder, debido al peso de esta organización.

En esta primera conversación mantenida este viernes Díaz ha asegurado a Sánchez que va a “arrimar el hombro” en esta nueva etapa y le trasladó su creencia en que la mejor forma en la que puede ayudar al PSOE es logrando que los socialistas andaluces ganen las próximas elecciones regionales. Los asuntos que más preocupan a Díaz se centran en la insuficiente financiación autonómica y en el mantenimiento del Estado de bienestar, batallas en las que va a estar en primera fila para que el Gobierno central se comprometa a cambios drásticos. Sánchez le aseguró que esa será también la prioridad del PSOE federal.

Antes de la conversación telefónica, la gobernante andaluza anunció a los medios de comunicación que esa llamada se iba a producir.

Fernández Vara

La breve charla con Díaz es la culminación de todas las mantenidas por Sánchez con el resto de líderes socialistas. Con algunos la conversación ha sido del estilo de la mantenida con la presidenta andaluza: pocos minutos, aunque suficientes para declararse buenas intenciones. Sin embargo, con el presidente extremeño se reunió algo más de dos horas y media en el curso de una comida en Madrid.

“Hablamos más del futuro que del pasado”, apuntó Fernández Vara a EL PAÍS. Los diez primeros minutos del encuentro fueron un tanto fríos, según conocedores de la reunión, pero después la conversación empezó a fluir con distensión hasta terminar en un buen clima. Sánchez le trasladó la visión de cómo ve al PSOE y qué debe hacer para recuperar el apoyo de los ciudadanos; también de los cambios en el partido. No hubo coincidencia en todo, pero la relación se ha recuperado, señalan en sus entornos.

Hace apenas 20 días, el presidente extremeño criticó los cambios de criterio de Sánchez. “Ese modelo de país, de sociedad y de partido no es el del PSOE”, afirmó sobre el proyecto de partido del ahora secretario general el pasado mes de febrero en una entrevista en EL PAÍS. Con todo, el extremeño aceptó inmediatamente el resultado de las primarias celebradas el 21 de mayo. Al día siguiente, en una entrevista en la SER, avanzó que apoyaría al nuevo secretario general, pese a que discrepase de su programa. “La militancia se ha pronunciado, lo que no es obstáculo para defender lo que cada uno pensamos y queremos en lo que se refiere a los programas. Yo voy a pedir a los socialistas extremeños que ratifiquemos a Sánchez y que apoyemos la Ejecutiva que proponga”, dijo. Antes de celebrarse las elecciones primarias, pero en plena campaña, Sánchez manifestó en distintos foros su intención de restablecer la relación con el presidente extremeño.

En persona también ha hablado con el primer secretario del PSC, Miquel Iceta, y con el presidente de Asturias y de la comisión gestora, Javier Fernández.

El objetivo de Sánchez ha sido hablar con todos estos días. Este viernes culminó la primera ronda al hablar también con los secretarios generales de los socialistas vascos, Idoia Mendia; de Castilla y León, Luis Tudanca; y de Ceuta, Manuel Hernández. Con todos ha acordado mantener una conversación más larga, pero sin concretar cuándo, por lo que no hay seguridad de que pueda producirse antes del congreso del PSOE previsto para los días 16, 17 y 18 de junio. Todos los líderes territoriales le han asegurado que no le piden nada, por lo que tiene manos libres para hacer la ejecutiva que estime conveniente. Sánchez asegura que se fijará más en el perfil profesional que en el origen territorial.

Sobre la firma

Anabel Díez

Es informadora política y parlamentaria en EL PAÍS desde hace tres décadas, con un paso previo en Radio El País. Es premio Carandell y Josefina Carabias a la cronista parlamentaria que otorgan el Senado y el Congreso, respectivamente. Es presidenta de Asociación de Periodistas Parlamentarios (APP).

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS