Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Archivada la causa que investigaba a Baltar por ofrecer empleo por sexo

La instructora no ve "suficientemente acreditado" que el presidente de la Diputación de Ourense intentase ofrecerle el puesto de trabajo a la demandante

José Manuel Baltar, cuando fue nombrado presidente del PP de Ourense.
José Manuel Baltar, cuando fue nombrado presidente del PP de Ourense.

El juzgado de instrucción número 3 de Ourense ha archivado provisionalmente “por falta de acreditación indiciaria” la causa abierta contra el presidente del PP y de la Diputación de Ourense, José Manuel Baltar Blanco, al que había imputado los delitos de acoso sexual, cohecho y tráfico de influencias por supuestamente haberle ofrecido a una trabajadora de la institución un empleo a cambio de sexo. Junto a él quedan también libres de cargos el padre y antecesor en todos los cargos del propio Baltar, el exbarón del PP gallego José Luis Baltar Pumar; el jefe de Recursos Humanos de la Diputación, José Luis Suárez y la denunciante, imputada por un supuesto delito de tráfico de influencias.

La juez Eva Armesto reconoce en el auto que de las conversaciones grabadas por la mujer y aportadas como pruebas “resulta que el investigado solicita o al menos acepta” de ella “un favor de naturaleza sexual para realizar en el ejercicio de su cargo una acción u omisión” que le permitiese a ella obtener un empleo en la institución pública “sin cumplir los requisitos legales”. No obstante, la magistrada considera que no existe uno de los elementos de tipo penal del acoso sexual denunciado, que castiga a quien pide favores sexuales “en el ámbito de una relación laboral, docente o de prestación de servicios”.

La magistrada concluye que no queda “suficientemente justificada la prestación de servicios” de la demandante en la Diputación y en el PP de Ourense, ya que aunque los empleados del organismo provincial confirmaron que ella trabajó en estas entidades no se pudo probar que cobrase por ambas tareas. Tampoco queda acreditado, sostiene la juez, que José Manuel Baltar ostentara cargo público alguno hasta 2010 ni que hubiese influido en su padre, que en ese momento era el presidente del PP y de la Diputación.

Con respecto al delito de soborno, tampoco queda suficientemente justificado, apunta el auto, que el presidente ourensano actual se comunicase con el jefe de personal, ni con el asesor jurídico de la Diputación, ni que diese instrucciones para que le buscasen un empleo a la denunciante, por lo que sobresee tanto para él como para su padre este delito. En el caso del jefe de personal de la Diputación, la juez sostiene que no ha quedado justificado que haya realizado algún acto “contrario a las funciones de su cargo”.

La acusación popular que ejerce el partido Democracia Ourensana anuncia que recurrirá el auto en lo que respecta al sobreseimiento de los delitos de cohecho y tráfico de influencias. El letrado de esta organización política, Miguel Caride, sostiene que el párrafo en el que la instructora reconoce, en base a las grabaciones aportadas, que Baltar “solicita o al menos acepta” de la mujer “un favor de naturaleza sexual”, es materia suficiente “para elevar la denuncia al órgano encargado de enjuiciar” si el presidente ourensano incurrió o no en estos delitos. El fiscal jefe de Ourense ha reclamado desde e inicio el sobreseimiento de la causa.

Más información