Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los editores de diarios fundan la Asociación de Medios de Información

Esta entidad, que toma el testigo de la AEDE, se abre a cabeceras digitales

La nueva junta directiva de la AMI, presidida por Javier Moll.
La nueva junta directiva de la AMI, presidida por Javier Moll.

La Asociación de Editores de Diarios Españoles (AEDE), entidad creada en 1977, ha abordado este jueves durante la asamblea general celebrada en Madrid, un cambio profundo en sus estatutos sociales y ha aprobado una nueva denominación. La AEDE da así paso a la Asociación de Medios de Información (AMI). "El nombre refleja una de las claves de la refundación, más allá de la denominación: AMI se abre a todos los medios de información, sean o no de pago, nativos digitales o de papel", explica la entidad en un comunicado.

Durante la asamblea, los editores han renovado su compromiso con la libertad de expresión y han recordado a los seis periodistas asesinados en México en lo que va de año.

El acto, presidido por el  hasta ahora máximo responsable de AEDE y consejero delegado de PRISA, José Luis Sainz, ha resaltado el compromiso de los editores con sus lectores que les ha llevado a facilitar la información a los ciudadanos a través de todas las plataformas que la tecnología pone a su alcance. El testigo de Sainz lo ha tomado Javier Moll, presidente de Prensa Ibérica, con el respaldo unánime de la asamblea.

Los editores han aprobado también una relevante remodelación de los órganos de gobierno de la entidad. Se renueva íntegramente la junta directiva, que a partir de ahora estará formada por presidentes ejecutivos o consejeros delegados de las empresas asociadas a la nueva AMI. Se crea, igualmente, una comisión ejecutiva, formada por Javier Moll, presidente de Prensa Ibérica; Juan Luis Cebrián, presidente del Grupo PRISA; Luis Enríquez, consejero delegado de Vocento; Fernando de Yarza, presidente de Henneo, y Antonio Miguel Méndez Pozo, presidente de Promecal.

En su intervención, Moll ha destacado el compromiso de los editores con la libertad de información, una libertad que es ejercida desde la responsabilidad cívica y jurídica, en tanto en cuanto que los editores responden ante la sociedad de sus errores y de sus aciertos. Y contrapuso los principios de credibilidad, veracidad, respeto y pluralidad con que ejercen la activad informativa los editores a las prácticas de quienes han generado el fenómeno de las llamadas “noticias falsas”, algo que “la sociedad contempla atónita”.

El primer presidente de AMI ha resaltado la labor que desempeñan los periodistas y ha subrayado su voluntad de crear espacios de encuentro entre estos y los editores para explorar modelos de futuro en el sector. Su intención es propiciar ese trabajo en común a través de un ente específico para periodistas en sintonía con el modelo ya existente y exitoso de la WAN, la asociación mundial de periódicos. “Una empresa de medios informativos sin periodistas no es nada”, ha resaltado Moll.