Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
JONAN FERNÁNDEZ Secretario de Paz y Convivencia del Gobierno vasco

“La disolución de ETA caerá por su propio peso”

El Gobierno vasco cree que existe en este momento “una posibilidad cierta” de desarme de ETA

Jonan Fernández, Secretario de Paz y Convivencia del Gobierno vasco.
Jonan Fernández, Secretario de Paz y Convivencia del Gobierno vasco.

El Gobierno vasco cree que existe en este momento “una posibilidad cierta” de desarme de ETA, después del anuncio de la banda terrorista conocido el pasado viernes. El secretario de Paz y Convivencia del Gobierno vasco, Jonan Fernández, expone las claves de esa posibilidad histórica.

Pregunta. ¿Está convencido el Gobierno vasco de que el 8 de abril se materializará el desarme?

Respuesta. Estamos ante una posibilidad cierta de un desarme definitivo, legal y sin contrapartidas. Legal porque la información sobre los arsenales de ETA va a ser dirigida a la justicia francesa sin destrucción de armas; definitivo porque va a ser completo y a través de un acto único; y sin contrapartidas porque será unilateral y sin negociación.

P. ¿Cómo se va a materializar? ¿El Comité Internacional de Verificación (CIV) va a intermediar entre la justicia francesa y los representantes civiles a los que ETA notificará la localización de sus arsenales?

R. Esos detalles están por cerrar. Pero el Gobierno vasco cree que el CIV jugará un papel importante y mantendrá un permanente contacto con él.

P. ¿Qué papel se reserva el Gobierno vasco? ¿Va a estar presente el 8 de abril?

R. Va a estar atento a que el proceso sea serio y el desarme cumpla las condiciones antes apuntadas: legal, definitivo y sin contrapartidas. Pretende jugar un papel de puente y equilibrio para que llegue a buen puerto. Estar o no estar el día 8 es lo menos importante.

P. Después del día 8, ¿cuál será el siguiente paso?

R. El día 8 la justicia francesa debe tener toda la información procedente de los intermediarios civiles y del CIV. A partir de ahí, la justicia francesa será competente. Insisto en que el Gobierno vasco está más preocupado por lo que ocurra antes del 8 de abril. Es muy importante la discreción. Cuanto más ruido, especulación y escenografía haya más dificultades acompañarán a este desarme final de ETA.

P. ¿Cómo valora la actitud del presidente Mariano Rajoy?

R. Sus declaraciones no son incompatibles con la tarea que está haciendo el Gobierno vasco en el impulso de esta posibilidad de desarme final.

P. ¿Adquirieron algún compromiso el presidente Rajoy y el lehendakari Iñigo Urkullu en su encuentro de la pasada semana?

R. El lehendakari se comprometió a informar con lealtad al presidente del Gobierno.

P. ¿El lehendakari tiene garantizado el proceso de desarme por parte de Francia y España?

R. No puedo saberlo. Pero podemos felicitarnos de que, en este momento, haya una coincidencia general favorable a un desarme final de ETA con los tres criterios señalados: legal, definitivo y sin contrapartidas.

P. ¿Qué ha pasado para que ETA, cinco años después, haya decidido abandonar la idea de un desarme con su participación directa y la de los Gobiernos español y francés?

R. Se ha impuesto el principio de realidad. El modelo bilateral y de negociación era inviable.

P. ¿Qué papel ha jugado el Gobierno vasco en este cambio?

R. La insistencia en defender los tres criterios que vengo señalando en esta entrevista. Por otra parte, desde hace años defendemos un final ordenado de la violencia. Este final implica que tiene que haber un componente de voluntariedad en la decisión de desarme porque esta es la mejor garantía para que el final sea verdaderamente definitivo.

P. Tras el desarme, ¿ETA se disolverá?

R. Caerá por su propio peso. El desarme es su paso previo.

P. Tras la disolución de ETA, ¿se abordará el cambio en la política penitenciaria para los presos de ETA?

R. No hay que condicionar el desarme y la política penitenciaria. El Gobierno vasco hace tiempo que defiende un cambio en la política penitenciaria. Una vez realizado el desarme seguirá siendo necesario abordar estas cuestiones pero sin condicionar uno y otro tema.

P: ¿Ve riesgos en este proceso?

R. Los veo en el exceso de declaraciones, especulaciones y sobreactuaciones que rodean el desarme. El Gobierno vasco llama a la sobriedad y la discreción, teniendo en cuenta que todos tenemos que remar en la misma dirección para cerrar este capítulo.

Más información