Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Jóvenes radicales provocan incidentes en la universidad pública vasca

La Ertzaintza detiene a una persona que portaba una mochila cargada con piedras durante la huelga estudiantil

Encapuchados arrastran contenedores en el campus de Leioa (Bizkaia) de la UPV.
Encapuchados arrastran contenedores en el campus de Leioa (Bizkaia) de la UPV. EFE

La jornada de huelga convocada este jueves por el sindicato abertzale Ikasle Abertzaleak en la Universidad del País Vasco (UPV) ha registrado varios incidentes en los campus de Leioa (Bizkaia) y Vitoria protagonizados por "un grupo muy reducido de personas" que no ha conseguido impedir que la actividad académica se haya desarrollado "con normalidad", según ha informado la dirección de la universidad pública vasca.

A primera hora de la mañana, un grupo de unos 25 encapuchados ha cargado contra los contenedores de basura, papeleras y otros elementos del mobiliario universitario que han arrastrado por la carretera para impedir el acceso al campus vizcaíno de Leioa, donde algunos huelguistas han lanzado petardos y cohetes.

En la sede donostiarra de Ibaeta, jóvenes violentos han realizado pintadas, vaciado varios extintores, lanzado un bote de humo y quemado una papelera en uno de los edificios universitarios, según ha informado el Departamento vasco de Seguridad. Y en el de Vitoria, unas 50 personas han entrado en varios centros, realizando pintadas y lanzando petardos.

Los incidentes han sido de menor intensidad que los registrados recientemente y que motivaron que el Parlamento vasco aprobara el pasado 16 de marzo una declaración de condena contra las ataques a la UPV que apoyaron todos los grupos políticos, incluido EH BIldu. El pronunciamiento de la Cámara vino motivado por los altercados que provocaron unos encapuchados que lanzaron pintura, excrementos y orines en la Facultad de Letras de Vitoria y el artefacto incendiario que otro grupo de radicales arrojó en la Facultad de Ciencias Sociales y de la Comunicación, en Bilbao, y cuya explosión provocó daños en el tímpano a una trabajadora de la universidad.

En Pamplona, también se han dejado notar en fechas recientes este tipo de grupos de corte antisistema y de críticos con la línea oficial de la izquierda abertzale. Estos violentos aprovecharon una jornada de `protesta estudiantil para provocar altercados graves que culminaron con la detención de tres personas acusadas por "terrorismo".

Los altercados registrados hoy, en el marco de una jornada de huielga contra la Lomce, han motivado una nueva reacción de repulsa por parte de la UPV, que ha rechazado unos hechos violentos que solo persiguen "un efecto mediático y propagandístico de muy corto recorrido". La institución académica ha destacado el "gran sentido cívico" que ha demostrado el personal de la UPV y su contribución para "minimizar los daños y permitir que la normalidad académica no se vea perturbada".

El Gobierno vasco ya ha mostrado su preocupación por el alcance de estos brotes violentos y sabotajes provocados por grupos de estudiantes radicales. El Ejecutivo presidido por Urkullu teme que este tipo de ataques sean el anticipo de una vuelta a la kale borroka vinculada a las viejas reivindicaciones del abertzalismo radical, hoy defendidas por ATA (Amnistia y Askatasuna), una organización que agrupa a disidentes radicales de Sortu. De hecho, la coalición abertzale que ahora dirige Arnaldo Otegi se ha desmarcado públicamente de estas prácticas violentas y considera que "no tienen cabida en una sociedad abierta, plural y tolerante como la vasca", tal y como hoy mismo han defendido en una declaración institucional aprobada por las Juntas Generales (Parlamento provincial) de Gipuzkoa.

Los episodios violentos solo han alterado la jornada estudiantil durante las primeras horas. Al mediodía, varios miles de estudiantes se han manifestado en las tres capitales vascas en medio de un gran despliegue policial. Las convocatorias tenían como fin rechazar la legislación educativa actual, tanto la vasca (Heziberri), como la estatal (Lomce) y la europea (Europa 2020).

En Bilbao, la Ertzaintza ha identificado a un menor que portaba una mochila llena de piedras y tirachinas, por lo que ha abierto diligencias contra él en calidad de investigado. En San Sebastián, no se han vivido momentos de tensión, aunque se han proferido gritos en euskera a favor de la "lucha".