El cura del ‘caso Romanones’ niega ante el juez haber abusado de menores

El único acusado se sienta en el banquillo en un juicio con 40 testigos

El padre Román, a su llegada a la sede de la Audiencia Provincial de Granada, este lunes.Foto: atlas | Vídeo: FOTO M. A. Molina EFE | VÍDEO ATLAS

Román Martínez: "Nunca he dado besos en la boca"

Román Martínez aseguró ante el juez que “asesoró” al denunciante y a su novia, que “nunca ha dado besos en la boca” ni se ha desnudado o duchado ante el joven y afirmó que ni él ni los sacerdotes con los que convivían mantuvieron relaciones sexuales.

El exsacerdote ha justificado la firma de una carta con un “te quiero mucho” en el contexto de amor cristiano. “Como sacerdotes nos llaman padre, es una paternidad espiritual, un amor fraternal”, afirmó el sacerdote quien ha negado que la descripción física de él que hizo el denunciante coincida con su verdadero aspecto.

A primera hora de este lunes, con rostro serio y sin declarar ante los medios de comunicación, llegaba al juzgado de la Audiencia de Granada el exsacerdote Román Martínez, por el que la fiscalía pide nueve años de prisión por un supuesto delito de abusos sexuales a un menor, con agravante de acceso carnal, entre el año 2004 y 2007. A esta petición fiscal se suma una indemnización de 50.000 euros para el joven denunciante, que asumiría de forma subsidiaria la Archidiócesis de Granada. En el interrogatorio mantenido Martínez ante el juez, el exsacerdote ha negado en varias ocasiones haber tenido contacto sexual con el denunciante, Daniel: “Nunca, en absoluto”, ha declarado.

De conformidad con la sección segunda de la Ley de Enjuiciamiento Criminal, Martínez está acusado por el crimen continuado de abusos sexuales a un menor de Granada, que ahora tiene 26 años y que entonces tenía 14. El denunciante se personó como acusación particular en 2014 contra un clan de curas, entre los que figuraba Martínez. El abogado del padre Román, Javier M. Navarrete, ha incluido en la primera sesión del juicio una carta en la que la Secretaría de Estado del Vaticano “confía en el principio de inocencia e independencia de los tribunales”.

Más información
La acusación particular pide 26 años para el cabecilla del ‘caso Romanones’
El fiscal pide nueve años de prisión para el supuesto cabecilla del ‘caso Romanones’

"Solo tenía amor fraternal hacia el joven", aseguró el padre Román en una anterior declaración en junio de 2016. El denunciante llegó a escribirse con el papa Francisco, haciéndole saber la situación. El pontífice exigió, una vez conocido el caso, "la retirada inmediata de la Iglesia de los involucrados" y "responsabilidades a la Archidiócesis de Granada".

El fiscal Francisco Hernández avanza que el resultado se conocerá una vez que se consiga la exclusión "de determinadas pruebas documentales aportadas por las acusaciones", ha dicho. "Y contrastaremos todos los testimonios junto al de la víctima y parte denunciante", detalla el representante del Ministerio Público. "La principal prueba es la versión del perjudicado y las corroboraciones del resto de testigos. No existe otra prueba concluyente, aunque las periciales sí nos ayudarán”, añade Hernández, que asegura que estarán los 40 testigos que ha citado el denunciante.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

El abogado de la víctima y acusación particular, Jorge Aguilera, ha señalado que en el momento de conocer que Martínez era el único acusado por la fiscalía fue "una desazón importante. Daniel está tranquilo y con ganas de que se resuelva el juicio”, declara. Aún se desconoce si el denunciante declarará este miércoles de forma presencial o lo hará por videoconferencia. “Deseamos que el testimonio de Daniel sea presencial”, apostilla el fiscal Hernández.

Desde la acusación popular, representada en el juicio por Pro Derechos del Niño y la Niña (PRODENI), el letrado Juan Pedro Oliver ha recordado que la petición de esta parte es de 15 años de prisión para el padre Román por un delito continuado de agresión sexual. "Confiamos en la palabra del denunciante y deseamos que la verdad impere en estas nueve sesiones que tendremos. Queremos que cualquier persona que haya podido ser damnificada colabore. El Papa pidió que saliera la verdad y nosotros también (…)", ha declarado Oliver.

Las claves del caso

¿Qué se juzga? ¿Quién es la víctima? ¿Cuál es la implicación del Arzobispado de Granada?

"Creemos que hay base legal para que se condene al acusado. He hablado tres veces con Daniel y con su familia, a todos nosotros nos parece que la prescripción en este tipo de denuncias no es buena. Solo denuncia el 8% de los casos y aquí hay un procedimiento canónico en el Vaticano que ha servido de ejemplo para que otros den el paso de denunciar. Abusar de un niño es un delito de vida”, añade Oliver.

El juicio por el caso Romanones, que ha comenzado este lunes, se dividirá en nueve sesiones, hasta el 21 de marzo, y está previsto que declare el arzobispo de Granada, Javier Martínez, el próximo jueves en calidad de testigo.

La defensa del padre Román solicitó el archivo del expediente canónigo incluido en una causa separada al considerar que vulnera derechos fundamentales y el de defensa, petición que no ha aceptado la Sección Segunda, que ha dicho que podrá pronunciarse en la sentencia.

También descartó el presidente de la Sala incluir como prueba documental una carta remitida por la Santa Sede este mes en la que se pedía que se garantizara la presunción de inocencia del párroco, ya que según el tribunal está garantizada.

El juicio continuará mañana con la declaración como testigos de los inicialmente investigados en la causa y que dejaron de estarlo al considerar que los delitos habían prescrito. En este proceso judicial llegó a haber hasta doce imputados: diez sacerdotes y dos laicos.

En el juicio está previsto que declare también el arzobispo de Granada, Javier Martínez, el próximo jueves en calidad de testigo.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS