Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El recuerdo de la novia de Pablo Ráez: “La muerte forma parte de la vida”

Marbella entrega este martes al joven la Medalla de la Ciudad por ser un ejemplo de superación

Pablo Ráez, en Málaga. VÍDEO: ATLAS FOTO: EL PAÍS

La muerte de Pablo Ráez ha conmovido al país. Tenía solo 20 años y no ha podido superar la leucemia que padecía desde 2015, pero su espíritu de lucha para intentar combatir la enfermedad y su empeño para hacer más visible la donación de médula ósea lo han convertido en una especie de héroe del que destacan, fundamentalmente, sus sólidos valores. Los mensajes de Pablo rezumaban fortaleza, incluso cuando el final estaba cerca. “La muerte forma parte de la vida, por lo que no hay que temerla, sino amarla”, escribió el 25 de enero, por última vez, en Facebook, ese canal que le ayudó a difundir su reto ante decenas de miles de personas.

Pablo no ha estado nunca solo. Una de las personas en las que más se apoyó fue su novia, Andrea R. Gutiérrez, que en su perfil de Instagram ha homenajeado a su prometido haciendo suya esa frase que denota por sí misma una particular forma de ser: "La muerte forma parte de la vida, por lo que no hay que temerla, sino amarla. Pablo Ráez". También ha vuelto a compartir en esta red social la última foto que difundió el joven, hace un mes. Una instantánea en la que posaba con ella, en actitud cariñosa, en una terraza que se asoma a la inmensidad del Puerto de Málaga. Hace unos meses, la chica mostró un mensaje tatuado en su piel en el que se lee Siempre juntos, una frase que sin duda alude al Siempre fuerte, siempre con el que Pablo encabezó la carta que el verano pasado convirtió en viral su reto de llegar al millón de donantes de médula. El vídeo en el que lanzaba este reto logró más de un millón de visitas.

Una publicación compartida de Andrea (@andrea_rocketyoga) el

Las muestras de cariño y los mensajes de apoyo a la familia no han cesado desde la muerte de Pablo el sábado pasado. Marbella le rinde este martes homenaje con la entrega de la Medalla de la Ciudad, una distinción que se otorga con motivo del Día de Andalucía y que en el caso de Pablo, a quien se le concedió en vida, persigue premiar su espíritu de superación. El Ayuntamiento, tras conocer la muerte del joven, suspendió el acto como gesto de respeto, aunque finalmente se ha celebrado por deseo expreso de la familia del joven. La Junta de Andalucía también le ha homenajeado durante la entrega de medallas de la comunidad con motivo del Día de Andalucía.

Su padre, Francisco Ráez, y su hermana Esther han sido los encargados de subir al escenario para recibir la distinción del Gobierno municipal, en medio de una sentida ovación del público congregado en el Teatro Ciudad de Marbella. "He visto mucho sufrimiento, es triste. Pero he visto otra parte de mi hermano intentando hacernos reír", ha dicho Esther. Su mensaje, seguramente igual que el que hubiera lanzado Pablo, ha sido claro: "Mi hermano ha dejado un legado, la importancia de la donación. Hay que seguir con la campaña".

Mientras tanto, los homenajes a Pablo, que con su reto viral consiguió que los donantes de médula crecieran el año pasado un 1.300% en Málaga, no dejan de sucederse. Hay distintas peticiones ciudadanas que quieren que su legado continúe y que su lucha contra el cáncer no caiga en el olvido. La más masiva, de momento, es la petición al Ayuntamiento para que en Marbella haya una calle con su nombre.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información