Susana Díaz rebaja la tensión con su visita al bastión andaluz de Podemos

El alcalde de Cádiz y la presidenta andaluza destacan el clima de “entendimiento”

Díaz y González, durante la visita de la presidenta al Ayuntamiento de Cádiz.
Díaz y González, durante la visita de la presidenta al Ayuntamiento de Cádiz.PACO PUENTES

La tensión quedó manifiesta la última vez que se vieron. “No seas una mala copia de tu jefe”, le espetó la presidenta de Andalucía, Susana Díaz, al alcalde de Cádiz, José María González, Kichi, cuando este se empeñó en entregarle El libro de los abrazos, de Eduardo Galeano. Con un gesto similar al que Pablo Iglesias protagonizó con el Rey, el regidor de Por Cádiz Sí Se Puede estaba empeñado en animarla a visitar su Ayuntamiento. Ocho meses han pasado desde esa recomendación (realizada durante el acto de presentación del buque oceanográfico civil UCADIZ) y este miércoles se ha producido el ansiado encuentro en un clima de entendimiento entre ambos políticos inusitado hasta la fecha. “Larga y agradable reunión” y “encuentro fructífero” han sido algunas de las valoraciones realizadas por uno y otra, tras la reunión.

Más información
Kichi al PSOE: “Dadnos la mano, caminemos juntos”
El alcalde de Cádiz acusa de “chantaje intolerable” a Hacienda

Ante la atenta mirada del retrato de Fermín Salvochea (pintura del alcalde anarquista de Cádiz durante la Primera República que González colocó en la presidencia del despacho de Alcaldía), Díaz ha firmado en el mismo libro de honor que lo hizo Iglesias durante su Ruta del Cambio en junio de 2015. Ese ha sido el único paralelismo que se ha podido trazar entre Díaz, Kichi y la política autonómica o nacional. Durante las preguntas de los periodistas, la también secretaria del PSOE andaluz ha dejado claro que su visita “era como presidenta de la Junta”. “Hoy represento a todos”, ha resaltado la líder andaluza durante un encuentro que no se había producido desde que ella accediera al cargo en 2013.

Ni siquiera cuando los periodistas han resaltado “el mal diálogo” que ha guiado tanto las relaciones entre la Junta y el bastión andaluz de Podemos como el de la propia Díaz con Teresa Rodríguez (portavoz de Podemos en Andalucía y pareja de González) la presidenta ha cedido. “Pido el mismo respeto para mí como para el alcalde. Los debates entre el PSOE y Podemos no entran dentro de este encuentro”, ha zanjado la presidenta. En la misma línea, ha eludido hacer cualquier tipo de declaración sobre su candidatura a la secretaría general de su partido o el paso al frente dado por Pedro Sánchez como candidato.

“Un cambio de rumbo”

Sí ha habido palabras para el desbloqueo de acuerdos que, hasta la fecha, lastraban la relación entre Junta y Ayuntamiento de Cádiz. En este sentido, Díaz ha resaltado que los presupuestos de la Administración andaluza “doblarán la inversión con respecto al año pasado”. Serán 55,5 millones los consignados para Cádiz que irán a proyectos relacionados con el empleo, la vivienda, la sanidad, equipamientos culturales e infraestructuras destinadas a mejorar la movilidad.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

En todos los campos, González ha resaltado que se han asentado “los mimbres para llegar a un cambio de rumbo en la dinámica entre Administraciones que tienen que entenderse”. En unos de los “más importantes” para el regidor, el empleo, Díaz ha resaltado que se invertirán 3,3 millones para dar trabajo “a más de 500 personas en distintos planes de empleo e inclusión”. De las partidas más cuantiosas, están los 5,5 millones que se destinarán a dotar la ciudad de un carril-bici, los cinco millones para una nueva fase de excavaciones en el Teatro Romano o los 6,8 millones que se pretenden invertir en crear un centro de investigación biomédica en el hospital gaditano Puerta del Mar. Incluso ambos representantes han prometido aclarar la deuda histórica que ambas Administraciones tienen entre sí y de la que “no existe acuerdo en la cantidad”, como ha manifestado Díaz.

Díaz: “No estoy yo para hablar de Carnaval”

Uno de los acuerdos que estaban sobre la mesa era el desbloqueo del futuro Museo del Carnaval de Cádiz, una infraestructura que duerme el sueño de los justos desde hace años. En la reunión de este miércoles, Susana Díaz y José María González han prometido que se van a producir avances y que la Junta participará del proyecto. Eso sí, cuando ha tocado entrar en materia sobre cómo se materializará la infraestructura cultural, la presidenta de la Junta ha cedido el testigo con cierta ironía al alcalde que antaño fue comparsista: “Como verán este año no estoy yo para hablar de Carnaval”. Díaz se refería a las intensas críticas que, en estos días, está recibiendo en las letras de las agrupaciones que participan en el Concurso Oficial de Agrupaciones del Carnaval (COAC) que no han dudado en cargar con dureza contra la líder del PSOE andaluz.

Todos estos argumentos han convencido al alcalde aunque contaban con la oposición clara de la calle. Alrededor de más de un centenar de personas de mareas blancas por la sanidad, de jubilados o de colectivos de desempleados se han concentrado a las puertas del Ayuntamiento y han recibido a Díaz con gritos de “fuera, fuera” e, incluso, insultos como “inútiles” o “ladrona”. El momento de mayor tensión se produjo cuando algunos manifestantes se saltaron el cordón policial y las vallas para increpar al vicepresidente de la Junta, Manuel Jiménez Barrios, y al delegado de la Junta en Cádiz, Fernando López Gil. Aunque los momentos de tensión no llegaron a mayores, los manifestantes sí han conseguido colar su protesta en el orden del día del encuentro.

Aunque Díaz ha asegurado que las protestas “eran otra cosa distinta” a las marchas por la sanidad que se han vivido en las últimas semanas en Andalucía, la presidenta ha afirmado que comprende las reivindicaciones. “Había de todo. No es la primera vez que visito Cádiz y que distintos colectivos, como el de desempleados, se acercan a decirme algo y lo entiendo. A veces me dicen las cosas con más cariño y, a veces, a gritos, pero lo comprendo”, ha señalado. Con respecto a las protestas sobre sanidad, Díaz cree que ahora se abre un nuevo periodo con las recientes dimisiones en el seno de la consejería. “Ya no hay fusiones en Granada y si antes la interlocución no era posible, ahora los interlocutores son otros”, ha argumentado ante la presión de un movimiento que en Cádiz también se ha creado en los últimos días.

Sobre la firma

Jesús A. Cañas

Es corresponsal de EL PAÍS en Cádiz desde 2016. Antes trabajó para periódicos del grupo Vocento. Se licenció en Periodismo por la Universidad de Sevilla y es Máster de Arquitectura y Patrimonio Histórico por la US y el IAPH. En 2019, recibió el premio Cádiz de Periodismo por uno de sus trabajos sobre el narcotráfico en el Estrecho de Gibraltar.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS