Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Rivera pierde en Cataluña frente al ala socialdemócrata

El líder tendrá dos rivales por la presidencia de Ciudadanos en la próxima Asamblea

Inés Arrimadas y Albert Rivera, en una imagen de archivo. Ampliar foto
Inés Arrimadas y Albert Rivera, en una imagen de archivo.

El ala socialdemócrata de Ciudadanos ha conseguido derrotar en Cataluña a los candidatos a compromisarios que apostaban por defender las tesis de Albert Rivera en la asamblea nacional que celebrará el partido en febrero. Aunque ese resultado no evita que el actual presidente mantenga un control absoluto del resultado del cónclave —el 70% de los delegados le apoyan— tiene un valor simbólico crucial. Cataluña, la cuna de Ciudadanos, luchará para evitar que el líder logre eliminar del ideario la mención al socialismo democrático como referencia ideológica del partido.

La lista agrupada bajo el lema Mejor Unidos logró el 51% de los votos en Cataluña frente al 49% que sumaron los compromisarios que se distinguieron como seguidores de Rivera al emplear la etiqueta España Ciudadana, lo que se tradujo en 27 y 26 delegados, según fuentes conocedoras de la votación —Ciudadanos no proporciona esos datos—. En cualquier caso, la corriente social demócrata no tiene ninguna posibilidad de alcanzar el poder en Cataluña porque, a diferencia del resto de partidos, Ciudadanos no tiene previsto celebrar congresos regionales o autonómicos, según explicó Fernando del Páramo. El portavoz y diputado matizó que no hay partido en España nivel nacional con tantos catalanes en su ejecutiva. “No tengo la sensación de que haya una desconexión con la militancia”, dijo en el Parlament, negando la existencia de una “corriente”. “Queremos que los catalanes se impliquen en el futuro de España y la mejor forma es apostando por gente de Cataluña”.

Sin embargo, su éxito en la elección de compromisarios refleja las tensiones que ha generado en Ciudadanos su transformación de una formación estrictamente catalana en la cuarta fuerza política de España.

Jordi Cañas, exdiputado autonómico catalán, encabeza a los candidatos de Mejor Unidos. ¿Su tesis? Que prescindir de la socialdemocracia es renunciar a una parte fundamental de lo que es Ciudadanos y dejar huérfano a parte de su electorado. Los integrantes de esta corriente, según fuentes que conocen el funcionamiento que tendrá la asamblea, defenderán la enmienda a la totalidad de la ponencia de valores planteada por Rivera para que así siga vigente el ideario actual. Además, durante el debate que precederá a la votación, se remitirán a una frase pronunciada por el propio Rivera para explicar el éxito electoral del partido en las elecciones catalanas de 2015. “Hemos convertido el cinturón rojo de Barcelona en el cinturón naranja”, dijo el líder sobre la capacidad de Ciudadanos para conquistar caladeros de votos tradicionalmente socialistas.

“¿Y quién va a ir ahora a Nou Barris, el barrio con más desahucios de España, a hablar de liberalismo progresista [el ideario que propone la dirección]?”, se preguntan en Mejor Unidos sobre la zona de Barcelona que simbolizó el salto electoral de Ciudadanos. “Esto nos convertirá en el nuevo PSC o el nuevo PP. Que desaparezca del ideario del partido el origen, que no es solo geográfico, sino también ideológico, es alucinante”, añaden en referencia a que también se borra la referencia al origen catalán de Ciudadanos.

Dos rivales

“Con la lista que ha sacado 27 delegados tenemos las mejores relaciones”, aseguró José Manuel Villegas, que opta al puesto de secretario general en la lista de Rivera. “Son compañeros con los que trabajamos codo con codo y más allá de lo que decidan los afiliados seguiremos trabajando juntos”.

Pese al éxito de los críticos catalanes, Rivera sigue teniendo en su mano que todas sus propuestas salgan adelante en la asamblea. En consecuencia, que Ciudadanos se defina únicamente por el liberalismo progresista o que mantenga la etiqueta del socialismo democrático dependerá de su decisión. Lo mismo ocurre con las elecciones a la presidencia, que se celebrarán este fin de semana: aunque ayer formalizaron sus candidaturas dos afiliados de base —Juan Carlos Bermejo y Diego de los Santos— es improbable que Rivera tenga problemas para revalidar el cargo.

Más información