Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Carta abierta a Eduardo Madina

"La situación que pretendes justificar supone la continuidad del PP en el Gobierno"

Entrevista a Eduardo Madina del PSOE, en la sede central del partido en la calle Ferraz, en Madrid.
Entrevista a Eduardo Madina del PSOE, en la sede central del partido en la calle Ferraz, en Madrid. EL PAÍS

Estimado compañero:

Quisiera pensar que tu afirmación recogida en el diario El País, asegurando que las medidas del actual gobierno del PP son más de izquierdas que las contenidas en el acuerdo suscrito entre el PSOE y Cs, responde más a una búsqueda apresurada de argumentos, que a una convicción ideológica, una vez analizado el alcance de las medidas.

Si fuera un recurso dialéctico improvisado para justificar la decisión de permitir el Gobierno del PP, podría entenderse e incluso justificarse en el momento actual de profundo debate en el seno del partido. Y en ese sentido quisiera situarlo, porque si fuera una convicción la preocupación sería más profunda. De entrada, esta argumentación es coincidente plenamente con la utilizada por Podemos para votar en contra de la candidatura a la Presidencia del Gobierno de un socialista. Como es bien conocido, esta decisión de Podemos condujo a la celebración de las segundas elecciones generales el 25 de junio. Y de paso quisiera recordarte que el texto acordado fue sometido a consulta de la militancia socialista, que refrendó en un 80%.

Supongo que a una persona con una amplia experiencia política como tú no se le puede escapar un pequeño detalle en esta comparación: el acuerdo para un gobierno reformista y de progreso suponía la salida del PP del Gobierno de España y la situación que pretendes justificar supone su continuidad. Por más que debido a la aritmética parlamentaria les resulte conveniente para sus intereses rectificar alguna de las decisiones adoptadas con mayoría absoluta, una mayoría que en su día usaron con gran eficacia, contundencia y determinación para producir un cambio profundo en nuestro modelo de convivencia. No hace falta entrar a valorar la corrupción estructural que les atenaza y erosiona la legitimidad y calidad de nuestra democracia.

Como supongo conoces bien, el acuerdo firmado por Pedro Sánchez y Albert Rivera contenía un conjunto de medidas acordadas entre ambas formaciones políticas, pero que en más del 80% procedían del Programa electoral del PSOE. Se trata de medidas ampliamente debatidas por la organización en la Conferencia Política celebrada en noviembre del 2015.

Las más de 250 medidas contenidas en el acuerdo justificaban sobradamente una legislatura. No solo iban destinadas a revertir las contrarreformas de la derecha (recuperación de derecho a la salud o la recuperación de la negociación colectiva y un nuevo Estatuto de los trabajadores) sino que avanzaba en la reconstrucción y modernización del Estado de Bienestar incluyendo una nueva red de protección social para situaciones de necesidad: el Ingreso Mínimo Vital. En cuanto a las medidas para la mejora de la calidad de la democracia, perseguía reforzar derechos y libertades propios del siglo XXI y una reforma constitucional para elevar derechos sociales como fundamentales y abordar el desafío territorial pendiente, entre otras muchas.

Finalmente, te pido disculpas si apreciaras una osadía recordarte que en un sistema democrático parlamentario moderno como el nuestro existe una clara división de poderes entre el legislativo y el ejecutivo. Si bien la función legislativa obliga al gobierno, la función de orientación y control no lo hace. Y las competencias del Gobierno le otorgan una amplia capacidad de acción y decisión.
En fin, querido Eduardo, se puede hablar de crujir al Gobierno ejerciendo de oposición con proyecto alternativo a la derecha, pero no jugando al gobierno desde el Parlamento.


María Luisa Carcedo es senadora del PSOE y fue miembro de la comisión negociadora nombrada por Pedro Sánchez que alcanzó el acuerdo de Gobierno con Ciudadanos.

Más información