Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La policía ha perdido un 9,9% de agentes y la Guardia Civil un 6,4% desde que gobierna Rajoy

El Ejecutivo no ha cubierto más de 12.400 plazas de los Cuerpos de Seguridad que han quedado vacantes desde diciembre de 2011

La policía ha perdido un 9,9% de su personal y la Guardia Civil un 6,4% desde que gobierna Mariano Rajoy. Los efectivos policiales han caído de 72.457 a 65.287 entre diciembre de 2011 y octubre del año pasado (7.170 plazas sin cubrir). En el caso del Instituto Armado las vacantes son 5.265, tras descender de 82.692 a 77.427 miembros. Interior admite que la reducción se debe a que “en un periodo de contención del gasto” la oferta de empleo público "no ha alcanzado a reponer los agentes que han causado baja”, fundamentalmente, los jubilados.

El Gobierno justifica la merma de más de 12.400 plazas entre Policía y Guardia Civil, detalladas en una respuesta al diputado Miguel Ángel Heredia, secretario general del grupo parlamentario del PSOE en el Congreso, por las limitaciones que establece la tasa de reposición para ofertas públicas de empleo y que permite cubrir las jubilaciones. “Hemos atravesado una mala época (...), una etapa en la que la tasa de reposición fue primer cero y después fue del 10%”, reconoció el ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, en el Parlamento a finales de diciembre.

En todas las comunidades autónomas y provincias la tendencia en el último lustro en la policía es a la baja, salvo un repunte leve en Palencia del 1,1% (una diferencia respecto a finales de 2011 de dos efectivos más, 179). Castilla-La Mancha, donde la secretaria general del PP y ministra de Defensa, María Dolores de Cospedal, gobernó la legislatura anterior y Emiliano García-Page (PSOE) lo hace desde 2015, es la región donde, porcentualmente, más personal no se reemplazó (16,2%), con 271 agentes menos.

Andalucía fue la autonomía donde menos efectivos policiales se renovaron en términos absolutos (1.210, una bajada del 9,4%). En cinco años, pasó de contar con 12.941 efectivos a 11.731. Le siguió la Comunidad de Madrid, con una diferencia de 1.118 agentes menos (de 13.522 a 12.404; un 8,3% menos). La variación de guardias civiles tampoco ha sido uniforme en todo el país. Donde más presencia porcentual pierde este cuerpo militar es en el País Vasco, con 713 menos (23,1%), según los datos a los que ha tenido acceso EL PAÍS. La rebaja más significativa se produce en Gipuzkoa (29,7%). En términos absolutos, Andalucía también es la región donde más plazas no se reponen, con 896 vacantes (5,8%), aunque sea por debajo de la media.

Interior reconoce por escrito que la reducción del número de efectivos “no ha sido igual” en todo el territorio “dependiendo de múltiples razones”. El grado de cobertura de las plantillas es una de ellas, “aunque la causa principal es la evolución permanente de las necesidades de seguridad en unas y otras regiones y núcleos urbanos”.

Sin concretar fechas o límites de tiempo, Zoido se comprometió el mes pasado en su primera comparecencia en la comisión de Interior a encontrar una solución “a la necesidad de cubrir todas las plazas”. La tasa de ocupación de la policía, observó, era del 82,9%. En el caso de la Guardia Civil, ascendía al 87,2%. La media entre ambos cuerpos quedaría en el 85,2%. Los agentes consultados estiman que en los próximos años se jubilarán promociones “enormes”, entre 4.000 y 5.000 agentes que entraron en el cuerpo en los años ochenta del siglo pasado.

El portavoz socialista de Interior, Antonio Trevín, apunta que a la carestía de agentes hay que añadir la dedicación de más de 5.000 policías a labores administrativas, “en vez de tenerlos empleados en labores de seguridad”. Y destaca que la reducción de la nueva jornada laboral ha sacado a un 10% de policías de las calles. Lo mismo ocurre en la Guardia Civil, sostiene. “En resumen, hay menos ojos para vigilar al delincuente”, sentencia Trevín.

“Se están jubilando unos 230 compañeros al mes”, explica Ramón Cosío, portavoz del Sindicato Unificado de Policía (SUP), para quien la tasa de reposición “ha sido ínfima”. “La seguridad y la austeridad están reñidas. La tasa de reposición en policía, educación y sanidad tiene que estar por encima de planteamientos políticos si queremos mantener el Estado del Bienestar”, esgrime el responsable sindical.

Los robos con violencia e intimidación en domicilios descendieron un 12,4% el año pasado, anunció el martes Zoido en el acto de celebración del 193 aniversario de la policía. Los delitos contra las personas bajaron a su vez un 22,4%, contra la seguridad colectiva un 6,6% y contra el orden público un 11,2%.

El PSOE destacó, a la espera de que se publique el informe anual sobre seguridad en España, que los homicidios y asesinatos aumentaron un 6,1% en el tercer trimestre de 2016 respecto al mismo periodo del año anterior con 227 casos. Los robos con fuerza en viviendas crecieron en ese periodo un 0,5% (85.355). Trevín subraya que en áreas de Andalucía, Canarias y Asturias los robos en hogares aumentaron entre un 25% y 70.

La excepción de Melilla

Las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla son los únicos territorios donde se cumple, en un contexto a la baja generalizado, un incremento de las dotaciones de la Guardia Civil. Melilla se había reforzado en octubre de 2016 con 41 efectivos más (643) respecto a diciembre de 2011 (602). La mejora fue del 6,8%. A su vez, la ciudad norteafricana perdió en cinco años 34 policías nacionales, el porcentaje más bajo de todos los territorios (6%).

Por su parte, Ceuta pasó de 591 a 605 miembros más del Instituto Armado (2,4%) en el mismo periodo. Una subida que no compensaron las 83 plazas de la policía que no se cubrieron en el mismo periodo (descenso del 14,3%). En el caso de Melilla, el balance de la suma de policías y guardias civiles es positivo respecto a las fuerzas asignadas en diciembre de 2011.

“La necesidad de adaptarse a las necesidades operativas espacio-tiempo durante estos años implica que las variaciones porcentuales de miembros de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado no puedan ser homogéneas en todo el territorio nacional”, explica el Ministerio del Interior.

Más información