Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Dimite el equipo directivo del Hospital Universitario de Canarias por “insuficiencia presupuestaria”

Los responsables aseguran que los presupuestos que se asignan al complejo sanitario “no son realistas”

Fachada del Hospital Universitario de Canarias (HUC). Ampliar foto
Fachada del Hospital Universitario de Canarias (HUC).

El equipo directivo del Hospital Universitario de Canarias, compuesto por cinco personas, presentó este martes su dimisión mediante una carta debido a la reiterada insuficiencia presupuestaria que a su juicio presentan las cuentas de la Comunidad Autónoma y que impide el normal desarrollo del trabajo en el centro hospitalario.

La misiva dirigida al Gobierno de Canarias está firmada por Eduardo de Bonis Redondo, director gerente del Complejo Hospitalario Universitario de Canarias, y dice haber manifestado “reiteradamente la insuficiencia presupuestaria para atender adecuadamente las necesidades asistenciales de la población del área norte de Tenerife”. El equipo directivo saliente del hospital ubicado en San Cristóbal de la Laguna considera que los presupuestos que se asignan al complejo sanitario “no son realistas”. A pesar de ello, el Gobierno de Canarias ha incrementado en unos 10 millones de euros las partidas demandadas por la dirección del centro, pero los directivos dimisionarios sostienen que se queda lejos de los gastos reales del hospital. “Ver el gasto realizado en 2016 serviría para evidenciar que hay un desfase de 22 millones de euros entre lo que se presupuestó y lo que realmente se gastó”.

De Bonis destaca en la carta que los presupuestos actuales “no garantizan los recursos humanos y medios materiales ya de por sí insuficientes para acometer los proyectos, tanto asistenciales como en materia de personal, comprometidos con el centro y con el personal para prestar una atención adecuada a los usuarios”.

Por otra parte, los trabajadores también se habían quejado de la situación que está dejando la precariedad presupuestaria en la que se mueve el complejo hospitalario. “Los recortes en inversiones, el déficit de personal de todas las categorías profesionales, que han triplicado las cargas de trabajo, la masificación reiterada de los servicios de urgencias, han incrementado el número de fracasos asistenciales”, sentenciaba recientemente Intersindical Canaria en un comunicado.

Esta dimisión en bloque de uno de los hospitales de referencia en Canarias se produce en plena crisis política y tras la expulsión del PSC del Gobierno de Canarias en el que se ha quedado Coalición Canaria en solitario. El área de Sanidad es una de las vacantes que ha dejado la salida forzosa de los socialistas y el presidente del Gobierno, Fernando Clavijo, apura los días para ubicar a un nuevo responsable al frente de la Consejería de Sanidad, una de las más sensibles y con más demandas que cubrir. Según fuentes del Gobierno de Canarias el mejor colocado para este cargo está fuera de la política y es el de José Manuel Baltar, director corporativo de operaciones de Clínicas San Roque y uno de los vicepresidentes de la Alianza por la Sanidad Privada Española.

Más información