Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Rivera apoya que se pacte el alcance de la reforma constitucional antes de afrontarla

Ciudadanos aspira a un cambio exprés para eliminar los aforamientos a inicios de 2017

El líder de Ciudadanos, Albert Rivera, en Madrid, este lunes.

Albert Rivera coincide con Mariano Rajoy y Javier Fernández en la necesidad de consensuar los límites de la reforma constitucional antes de empezar los trabajos para cambiar la ley de leyes. El PP y el PSOE plantean que deberían quedar fuera del debate aspectos como la Monarquía, la celebración de referendos de autodeterminación o la unidad nacional. Ciudadanos, por su parte, animará a los dos partidos tradicionales a afrontar una reforma exprés para eliminar los aforamientos de diputados, senadores y miembros del gobierno a inicios de 2017.

"Hemos conseguido atraer al PP [al lado] de los que consideran que sí hay que actualizar y mejorar la Constitución", ha asegurado Rivera este lunes sobre las negociaciones que protagonizó su partido para firmar un acuerdo de investidura con Rajoy. "Tiene sentido que PP, PSOE, Ciudadanos y Podemos también, pero sobre todo los tres partidos constitucionalistas, pongamos un mínimo común denominador", ha subrayado tras la reunión de la Ejecutiva de Ciudadanos. "Nosotros pusimos un documento como referencia, el informe de Estado de Rubio Llorente, que marca las líneas básicas de dónde partir. Tenemos ese límite mínimo acordado con el PP", ha recordado. "Si el PSOE quiere abordar otras cosas, habrá que sentarse a hablar", ha añadido. "Me parece bien que antes de abrir un debate en una ponencia sepamos los partidos hacia dónde va la reforma. No es lo mismo reformar la Constitución para hacer referendos de independencia que reformar la Constitución para suprimir los aforamientos, reformar el Senado o fijar las competencias estatales y autonómicas. Son reformas distintas".

Ciudadanos propone que se forme un grupo de expertos constitucionalistas para trabajar en el texto y subraya la importancia de que Podemos se sume a las negociaciones para legitimar los cambios con la participación de al menos los cuatro principales partidos. Sin embargo, la formación de Pablo Iglesias aboga por iniciar un proceso constituyente, que afronte cambios en el conjunto del texto, sin límite alguno y siempre culminando el proceso con un referéndum en el que los ciudadanos validen o impidan las reformas adoptadas. 

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información