Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

España vendió armas a Arabia Saudí por 70 millones entre enero y junio

Las exportaciones de material de Defensa aumentaron un 6,4% en el primer semestre

Un rebelde huthi con un lanzagranadas español C90 en la frontera entre Arabia Saudí y Yemen.
Un rebelde huthi con un lanzagranadas español C90 en la frontera entre Arabia Saudí y Yemen.

España ha vendido armamento a Arabia Saudí por valor de 69,3 millones de euros en el primer semestre de este año, según el informe sobre exportaciones de material de Defensa y Doble Uso elaborado por la Secretaría de Estado de Comercio. La mayor parte de esta cifra corresponde a granadas de mortero (41,2 millones) y proyectiles iluminantes (11,5), además de piezas y documentación para aviones (14,7). La venta de material militar a Riad ha sido denunciada por organizaciones defensoras de los derechos humanos como Amnistía Internacional por su intervención en la guerra de Yemen, que ha causado más de 10.000 víctimas, en su mayoría civiles, desde marzo de 2015.

El astillero público Navantia está pendiente de cerrar la venta de cinco corbetas al régimen saudí por más de 2.000 millones. El contrato debía haberse firmado durante la frustrada visita del rey Felipe VI a Riad en noviembre pasado, que está previsto que se realice en enero.

En conjunto, las ventas de material de defensa español sumaron 1.837,6 millones entre enero y junio de este año, lo que supone un aumento del 6,4% respecto al mismo periodo del año anterior. El 51,3% de las exportaciones se dirigieron a países de la UE o la OTAN y el resto (48,7%) se repartieron entre 53 países.

Entre estos últimos destacan Omán (196,8 millones, con dos aviones de transporte y vehículos no blindados), Egipto (138,1, con cinco aviones de transporte) y Malasia (135,7, con un avión de transporte). Marruecos compró cartuchos y munición por 22,1 millones; Bahréin, 14 morteros montados en vehículos militares por 12,8 millones; Uzbekistán, dos aviones de transporte por 49,2; Turquía, piezas y combustible para aviones por 41,8; Ghana, un avión de transporte por 25,3; y Kazajistán, equipos perturbadores de radar por 18.

Las ventas de material policial aumentaron en un 141,7%, hasta los 2,9 millones. Los mejores clientes fueron Nicaragua (1,4 millones), seguida de Túnez (894.945 euros), Perú (339.823), Bolivia (132.184) y Francia (70.028).

El Gobierno denegó una venta de chalecos antibala a Libia, por las dudas sobre en manos de qué grupo acabaría; así como dos operaciones de venta de cartuchos lacrimógenos a Egipto, por su posible uso en la represión interna; y tres licencias de cartuchos de caza a Guinea-Bissau, por riesgo de desvío.

Las ventas de material de doble uso (civil y militar) alcanzaron los 154,2 millones, un 89,9% más que el año pasado. El levantamiento de las sanciones a Irán, tras el acuerdo sobre su programa nuclear, hizo que las exportaciones a dicho país crecieran un 101,7%, hasta los 11,9 millones.

Se denegaron cinco licencias de exportación de material de doble uso: dos a la India y Pakistán, por el riesgo de proliferación nuclear, y tres a Rusia, por las sanciones impuestas por la UE.

Más información