PSOE y PSC seguirán juntos pero con nuevas condiciones

Delegaciones de los dos partidos empiezan su trabajo “de evaluar y actualizar” su vínculo después de 40 años

Primera reunión de la Comisión Negociadora PSOE-PSC. Por la delegación del PSOE asisten Elena Valenciano, Mario Jiménez y Francisco Fuentes, y por parte del PSC, Meritxell Batet, Salvador Illa y Antonio Balmón.
Primera reunión de la Comisión Negociadora PSOE-PSC. Por la delegación del PSOE asisten Elena Valenciano, Mario Jiménez y Francisco Fuentes, y por parte del PSC, Meritxell Batet, Salvador Illa y Antonio Balmón. Samuel Sánchez

Los dos partidos tienen dos meses por delante para redefinir su relación. El PSC aspira a que nada cambie en el protocolo que los vincula, en tanto que el PSOE está decidido a que haya modificaciones sustanciales para corregir “privilegios”. La reunión de este viernes, casi hora y media en la sede federal del PSOE en Madrid, ha transcurrido con cordialidad pero con mucha “franqueza”, según han reconocido los dos jefes de las delegaciones: Salvador Illa, secretario de Organización del PSC, y Mario Jiménez, de la gestora del PSOE.

“Tenemos la voluntad de seguir caminando juntos”, ha señalado Illa, para reconocer después que no podía “minimizar la gravedad de la situación”. Un repaso exhaustivo de los problemas que han tenido a lo largo de los años ocupó buena parte de la reunión, para concluir en que el cambio se hace imprescindible. No lo quiere el PSC, pero el PSOE no contempla en ningún caso dejar las cosas como están.

Más información

Aunque Mario Jiménez ha puesto el énfasis en el terreno político y dijo que los aspectos organizativos “son instrumentales”, la crisis estalló porque el PSC no ha acatado la decisión del comité federal de abstenerse en la investidura de Mariano Rajoy. A partir de ese momento, la gestora del PSOE ha denunciado “el desequilibrio” y la “asimetría” de las relaciones entre los dos partidos: el PSC está en los órganos de dirección del PSOE, pero el PSOE no está en los del PSC.

De política quiere hablar primero el PSOE antes de afrontar la vinculación organizativa, es decir, la decisión sobre si el PSC se mantiene en esos órganos de dirección del PSOE y si los militantes catalanes pueden votar al secretario general del partido nacional. Fuentes conocedoras de la reunión aseguran que ayer no se abordó este asunto.

Sí se ha acordado otra cuestión relevante: la ratificación de la Declaración de Granada de julio de 2013 en la que los socialistas de toda España definieron su modelo territorial. “La vigencia de Granada es absoluta”, señalaron tanto Illa como Jiménez. Un punto también conflictivo será decidir quién aprueba el nuevo protocolo de relaciones. El PSC considera que debe ser un congreso federal, en tanto que oficiosamente la gestora considera que un comité federal tiene capacidad y potestad para avalar o rechazar el vínculo entre los dos partidos.

Las cosas podrían haber estado peor si no se hubiera producido previamente una reunión entre el líder del PSC, Miquel Iceta, y la presidenta andaluza, Susana Díaz. Casi tres horas de reunión, a petición del primero, sirvieron para que ambas partes concluyeran que quieren seguir juntas.

Sobre la firma

Anabel Díez

Es informadora política y parlamentaria en EL PAÍS desde hace tres décadas, con un paso previo en Radio El País. Es premio Carandell y Josefina Carabias a la cronista parlamentaria que otorgan el Senado y el Congreso, respectivamente. Es presidenta de Asociación de Periodistas Parlamentarios (APP).

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción