Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

La justicia brasileña excarcela al sospechoso de ayudar al asesino de la familia de Pioz

Marvin Henriques Correia estaba detenido João Pessoa, capital del estado brasileño de Paraíba

Patrick Gouveia, tras su detención en el aeropuerto de Barajas. Ampliar foto
Patrick Gouveia, tras su detención en el aeropuerto de Barajas.

La Justicia brasileña ha escarcelado, este miércoles, a Marvin Henriques Correia de 18 años, que permanecía en prisión preventiva desde el 28 de octubre por presuntamente haber colaborado con Patrick Nogueira Gouveia en el asesinato de cuatro miembros de su familia en Pioz (Guadalajara). Según los agentes, Correia dio consejos “en tiempo real” al asesino para cometer el crimen y esconder los cadáveres. Los dos conversaron por WhatsAppdurante los asesinatos. Correia estaba detenido en el penitenciario Romeu Gonçalves de Abrantes, en João Pessoacapital del estado brasileño de Paraíba.

La jueza Francilúcia Rejane de Souza, del 2º Tribunal del Jurado, estimó una petición de habeas corpus interpuesta por la defensa de Correia. Ahora, el joven podrá ser juzgado en libertad, pero tendrá que llevar una pulsera electrónica y permanecer en casa todos los días desde las diez de la noche hasta las seis de la mañana. En declaraciones a la prensa local, el letrado del joven, Sheyner Ásfora, ha defendido que Correia no constituye un riesgo para las investigaciones ni para la sociedad.

Para el comisario de la Policía Federal Gustavo Barros, encargado de la investigación de Gouveia, el intercambio de mensajes entre el asesino confeso y Correia no es delito. Por otra parte, el comisario Reinaldo Nóbrega lo imputó como partícipe del crimen, puesto que, en su opinión, las acciones del joven habrían influido en el asesinato de una de las víctimas. “Durante la ejecución del crimen, Patrick hablaba por WhatsApp en tiempo real con el sospechoso preso en Paraíba [Correia]. Patrick le preguntaba cómo actuar, cómo podría esconder los cuerpos, qué hacer”, subrayó Nóbrega cuando avaló su detención. 

Los familiares de las víctimas —en declaraciones al portal brasileño G1— criticaron la decisión de la jueza. “Estamos a la espera de que se autorice la entrega de los cuerpos y nos enteramos de que el cómplice ha salido de la cárcel. Desgraciadamente, lo que sentimos ahora es impunidad”, afirmó Walfran Campos, hermano de Marcos Nogueira, muerto en el crimen múltiple. Según el hombre, la familia estudia la posibilidad de contratar a un abogado en Brasil para seguir de cerca el caso.

La implicación de Correia se descubrió gracias a un amigo que tuvo acceso a su móvil y vio las fotos de los cadáveres. De acuerdo con la Policía, Correia admitió haber ayudado a Nogueria, pero declaró que no creía que estuviera cometiendo un delito, tesis adoptada por el equipo de defensa.

Más información