Los agredidos en Alsasua describen un clima de odio

"[La situación] me da miedo, me provoca ansiedad", relata la pareja de uno de los guardias civiles

Uno de los supuestos jóvenes que agredió a los agentes, en su llegada a la Audiencia Nacional.
Uno de los supuestos jóvenes que agredió a los agentes, en su llegada a la Audiencia Nacional.Kike Para

Los guardias civiles y sus parejas agredidos en un bar de Alsasua en la madrugada del 15 de octubre describieron ante Carmen Lamela, juez de la Audiencia Nacional, un clima de acoso diario en este pueblo navarro, con insultos, amenazas y presiones del entorno de la izquierda abertzale."[La situación] me da miedo, me provoca ansiedad. Estamos dentro de España y esto no debería pasar", afirmó durante su declaración Pilar, una de las víctimas, según los audios difundidos este jueves por la Cadena SER.

Más información
La presidenta de Navarra defiende que las agresiones de Alsasua no son terrorismo
La juez procesa por terrorismo a los agresores de Alsasua

Los agredidos detallaron diferentes episodios vividos en la localidad y que se enmarcan, según su testimonio, en un movimiento dirigido a aislar y atemorizar a los agentes de las fuerzas de seguridad del Estado, con el objetivo de echarlos del municipio. Uno de ellos destacó que es habitual escuchar por la calle insultos como "perro, vete al monte". Y uno de los guardias civiles explicó que uno de sus compañeros se tuvo que borrar de un gimnasio donde se enseñaban artes marciales porque en un momento lo rodearon el monitor y cinco clientes diciéndole que allí no se enseñaba a los agentes, sino que aprendían para pegarle a ellos.

Lamela dictó, el pasado lunes, auto de procesamiento contra nueve de los supuestos autores de la agresión, de entre 19 y 24 años, acusados de delitos de terrorismo. La juez aseguró que los procesados conocían con anterioridad la condición de guardias civiles, "siendo esta exclusivamente la causa por la que fueron insultados y golpeados".

Las familias de los jóvenes insisten, en cambio, en que las acusaciones se han "sobredimensionado". Y añaden en un comunicado, consensuado entre todos los padres de los procesados: "Lamentamos profundamente lo ocurrido. Pero se enmarca en una pelea de bar a altas horas de la madrugada durante las fiestas de la localidad". "Nos están comiendo los acontecimientos. Estamos sobrepasados", subraya uno de los progenitores: "No tenía que haber ocurrido la pelea. Ya me da lo mismo si empezaron unos u otros".

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete
Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS