Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los diputados díscolos aguardan la sanción de la gestora del PSOE

Algunos de los afectados consideran que ir más allá de la multa de 600 euros sería "purga y mobbing"

Parte de los diputados del PSOE que votaron en contra de la investidura de Rajoy. Ampliar foto
Parte de los diputados del PSOE que votaron en contra de la investidura de Rajoy.

La gestora del PSOE se reúne este jueves, por vez primera desde el pasado 23 de octubre, con la tarea de decidir hasta dónde llegará la sanción a los 15 diputados que rompieron la disciplina de voto y se pronunciaron en contra de la investidura de Mariano Rajoy. El secretario de Organización de la dirección actual de los socialistas, Mario Jiménez, ya distinguió entonces entre los siete parlamentarios del PSC, las dos independientes por Madrid y los restantes seis diputados y "militantes" del PSOE.

"Todo lo que vaya más allá de la máxima multa económica de 600 euros de nuestro reglamento sería una purga y mobbing", coinciden varios de los parlamentarios pendientes del dictamen del órgano que dirige Javier Fernández. La reconfiguración del grupo parlamentario socialista implicará, coinciden todos los sectores, la sustitución de Meritxell Batet (PSC) y Sofía Hernanz (Baleares), dos de los siete miembros de la dirección de grupo y que votaron no a Rajoy. La número dosdel PSC, Núria Marín, ve injusto que se aparte a los díscolos y pide mantener a Batet en los cargos que desempeña.

Pedro Sánchez, último secretario general del PSOE hasta su dimisión el 1 de octubre, solicitó este miércoles "proporcionalidad" en las sanciones "en aras de la unión" y "no ahondar en la fractura" entre socialistas. La presidenta de Andalucía, Susana Díaz, no comparte el argumento de los díscolos de que votaron "en conciencia" y por "ética política". "Ni lo comparto ni me gusta. Es un debate distinto al del PSC. ¿Los demás no tienen conciencia o la suya es de más calidad?", manifestó el lunes la también responsable de la federación andaluza, la más poderosa del PSOE.

Antonio Hernando, al que la gestora ha mantenido como portavoz en el Congreso y además dotó de más poderes con la presidencia del grupo parlamentario, ha afirmado este jueves en RNE que las consecuencias "serán cosas razonables dentro de la gravedad de la situación". Sobre el caso concreto de la magistrada Margarita Robles, que preside la comisión de Justicia, Hernando ha señalado que entiende que "no se debe prescindir de nadie". En esta línea, ha añadido que "sigue siendo la misma persona" por quien se apostó como número dos en las listas por Madrid y que"aporta y sigue aportando".

La inquietud de los diputados disidentes es que en el caso de Robles y otros se les cambie de comisión y de esta forma pierdan su condición de presidentes o vicepresidentes, esto es, de las responsabilidades que ahora tienen. Un caso distinto fue el del diputado catalán José Zaragoza: el PSOE le comunicó ayer que no le propondría para presidir la comisión mixta para la UE, cargo que todavía no desempeñaba, como también era el caso del balear Pere Joan Pons, que iba a ser el portavoz en dicha comisión. Al final, Soraya Rodríguez y Eduardo Madina, en plena sintonía con la gestora, les relevaron respectivamente.

Otra de las incógnitas es ver qué sucede con José Luis Ábalos: miembro de la dirección, defendió el no en el comité federal del 23 de octubre pero acató en el Parlamento la resolución aprobada en el principal órgano de decisión del PSOE entre congresos. Cuestión aparte es que Ábalos es secretario general de la provincia de Valencia: su ejecutiva aprobó la semana pasada una resolución en la que se insta a la gestora a convocar el congreso “de forma inmediata” y terminar “con la interinidad y escasa legitimidad” de una gestora “sin capacidad estatutaria”. A nadie se le escapa la distancia entre Ábalos y el presidente de la Comunidad Valenciana, Ximo Puig. Lo mismo ocurre con el presidente de Aragón, Javier Lambán, y la diputada Susana Sumelzo, de las primeras que proclamó que votaría en contra de Rajoy. La dirección de los socialistas maños la reemplazó a principios de noviembre por Óscar Galeano, nuevo coordinador de la labor de los parlamentarios nacionales de la comunidad autónoma. Sumelzo es portavoz de la comisión de Cooperación Internacional para el Desarrollo. Lamban se ha decantado en público por que los 15 diputados que se saltaron la disciplina de grupo renuncien al escaño.

La presencia de los disidentes en las comisiones del Congreso

  • Margarita Robles (diputada por Madrid): presidenta de la Comisión de Justicia.
  • Zaida Cantera (diputada por Madrid): vicepresidenta primera de la comisión sobre Seguridad Vial y Movilidad Sostenible y portavoz adjunta de la comisión de Defensa.
  • Merixtell Batet (PSC): vicepresidenta primera de la Delegación española en la Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa y portavoz adjunta de la Junta de Portavoces.
  • Sofía Hernanz (Baleares): vicepresidenta segunda de la Comisión de Industria, Energía y Turismo, portavoz sustituta de la Junta de Portavoces y vocal de la Diputación Permanente.
  • Marc Lamuà (PSC): vicepresidente primero de la comisión de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente y portavoz adjunto de la comisión para el Estudio del Cambio Climático.
  • Odón Elorza (País Vasco): vicepresidente segundo de la comisión de Cultura y portavoz adjunto de la comisión de Hacienda y Administraciones Públicas.
  • María Luz Martínez (Castilla y León): vicepresidenta primera de la comisión para las Políticas Integrales de la Discapacidad y portavoz adjunta de la comisión de Educación y Deporte.
  • María Mercé Perea (PSC): portavoz de la comisión de Seguimiento y Evaluación de los Acuerdos del Pacto de Toledo y portavoz adjunta de la comisión de Presupuestos.
  • Manuel Cruz (PSC): portavoz de la comisión de Educación y Deporte.
  • Susana Sumelzo (Aragón): portavoz de la comisión de Cooperación Internacional para el Desarrollo.
  • Joan Ruiz i Carbonell (PSC): portavoz de la comisión para las Políticas Integrales de la Discapacidad.
  • María del Rocío de Frutos (Galicia): portavoz adjunta de la comisión de Empleo y Seguridad Social y también portavoz adjunta de la comisión para las Políticas Integrales de la Discapacidad.
  • Pere Joan Pons (Baleares): portavoz adjunto de la comisión de Cultura. Iba a ser el portavoz en la comisión mixta para la UE.
  • Lidia Guinart (PSC): secretaria primera de la comisión para el Estudio del Cambio Climático y secretaria primera de la comisión mixta del control parlamentaria de la corporación RTVE y sus sociedades.
  • José Zaragoza (PSC): iba a presidir la comisión mixta para la UE. Sigue como vocal en tres comisiones.

Más información