Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Rita Maestre: “Un error clásico de la izquierda es el de creerse más listos que el resto de la gente”

La candidata de Adelante afirma que el partido no puede "pasarse la vida mirándose en el PSOE"

Rita Maestre, en su despacho del Ayuntamiento, durante la entrevista.
Rita Maestre, en su despacho del Ayuntamiento, durante la entrevista.

Rita Maestre (Madrid, 1988) es portavoz del Ayuntamiento de Madrid y candidata de Adelante Podemos a dirigir el partido en la región. Se enfrenta al senador Ramón Espinar en unas primarias, que concluyen este miércoles, marcadas por la disputa entre dos modelos de partido y, en los últimos días, por el caso de la compraventa de una vivienda protegida que afecta a su contrincante. Recibe a EL PAÍS en su despacho del Consistorio.

Pregunta. ¿Fue un error presentar tan pronto su proyecto, hace ya dos meses? Les criticaron por ello.

Respuesta. Fue perfectamente acertado, fue a continuación de que se abriera el proceso. Las críticas de aquel momento tenían una fecha de caducidad muy corta, una semana más o menos. Después de nosotras salieron otros equipos con otras personas a presentar su proyecto y se vio claro que eran unas críticas con fecha de caducidad.

P. ¿El congreso de Podemos Madrid anticipa una pugna a escala nacional entre el sector errejonista que usted representa y el de Pablo Iglesias?

R. Nosotras hemos hecho todo lo posible para hablar de Madrid. Del Podemos que necesitamos en la Comunidad de Madrid para sacar al partido de la Púnica de las instituciones. Hemos hecho una campaña hablando de esto. Primero, porque lo necesitamos. Nuestra organización en la comunidad lo necesita, necesita pensarse bien hacia adentro para hacer de Podemos una organización más democrática, más plural y más integradora, necesitamos también replantear una buena alternativa al PP. Y creo que sería una falta de respeto para los otros territorios que las discusiones de Madrid prefiguraran las discusiones en el resto del Estado. Y, en tercer lugar, también hemos dicho de una forma también muy clara que Adelante no necesita ninguna etiqueta externa, ninguna categoría, ninguna tutela.

P. ¿La foto de su candidatura, en la que estaban Tania Sánchez, cargos dimitidos de Podemos en la Comunidad de Madrid y antiguos miembros del consejo ciudadano, es la de una alianza táctica entre sectores no afines?

R. Empezamos hablando de política, de qué creíamos que tenía que hacer Podemos sin pensar que esto iba a terminar en algún tipo de encuentro posterior. Así nos fuimos recomponiendo, fuimos recomponiendo un espacio que no existía previamente, que como todos los espacios en los que se integran personas que vienen de lugares distintos requieren mucha generosidad y mucha flexibilidad por parte de todos. La intención explícita de aquella foto es primero la superación de conflictos que no han aportado nada bueno a Podemos en la Comunidad de Madrid, la voluntad poner como única lógica la del trabajo, una lógica de objetivos políticos.

P. ¿Cuáles son los tres principales elementos que les diferencian de la candidatura de Espinar?

Representamos a un Podemos sin adjetivos. Radical es quien consigue cambiar las cosas 

R. Una apuesta muy firme por una organización mucho más descentralizada, que se concretó en los documentos y ha sido ya refrendada, pero ahora hay que poner en práctica. Una organización que apueste por la feminización, y nos referimos con eso a nuestra capacidad para generar tanto en el consejo como en el resto de la organización, una cultura que prime la cooperación sobre la competición, que busque acuerdos entre compañeros, que entienda las diferencias como algo que enriquece y que se dote de mecanismos organizativos para hacer eso posible. Creo que esto está ligado por una forma distinta de concebir la autoridad y el poder, un estilo tradicionalmente masculino o machista es muy jerárquico. La tercera y fundamental es la razón por la que nació Podemos hace dos años que es la de rechazar los manuales clásicos de la izquierda tradicional de este país y la de apostar por recoger la mejor herencia del 15-M. Cuando nos quedamos en las categorías tradicionales nuestra capacidad de cambio es nula. Esto cambia cuando hay un movimiento social que dice no nos valen estas etiquetas, no se trata de refundar la izquierda ni de hacer el enésimo frente de izquierdas, se trata de generar un espacio político nuevo, que es el de la mayoría plural. Esa hoja de ruta sigue siendo hoy la hoja de ruta y hay que aplicarla a la Comunidad de Madrid para sacar al partido de la Púnica, que es una cosa bastante urgente.

P. Si gana, ¿podrá compaginar su responsabilidad con el trabajo de portavoz municipal?

R. . Llevo muchos años trabajando mucho la militancia y el trabajo político, desde mi segundo año de carrera, ha ocupado una parte importantísima de mis días. Llevo pasando14 horas al día fuera de casa desde hace muchos años y me gusta mucho. [Lo haré] como hacen otros portavoces, otros secretarios generales. Y yo creo que es muy urgente conseguir generar una dinámica de trabajo en equipo.

P. ¿Hay un Podemos radical y otro moderado?

R. Nosotros representamos un Podemos sin adjetivos, porque Podemos no necesita adjetivos. Nosotros somos Podemos, una organización que hace dos años dijo: “Radical no es el que se pone etiquetas, radical es quien consigue cambiar las cosas”. Además, aceptar esa lógica, ese tablero en que hay una escala en la que en un lado está lo muy moderados y en el otro lo muy radical y uno se tiene que mover en ese continuum limita mucho, limita tanto que en esa escala en la que uno se podía mover solo así llevamos muchos años sin cambiar las cosas en nuestro país. Es una mala práctica y una mala forma de pensar el cambio, porque hasta ahora dentro de esa lógica no habíamos conseguido cambiar las cosas. No nos hacen falta adjetivos.

P. ¿Y qué opina de la llamada “normalización”?

R. Hay un error clásico de la izquierda tradicional, que es el de creerse más listos que el resto de la gente. Claro que quiero ser normal, que Podemos le hable de tú a tú a la gente. No creo que tengamos que sentirnos más listos, más formados. Es un error. Pero Podemos no se ha normalizado si con esto entendemos asimilación a los partidos políticos tradicionales.

No necesitamos ninguna etiqueta externa, ninguna tutela

P. Algunos sugieren que miembros de su candidatura quisieron pactar con el PSOE.

R. Todo el mundo en Podemos defendió que había que tratar de llegar a un acuerdo con el PSOE. En todo caso creo que sería un error pasarse la vida, como ha hecho la izquierda tradicional, mirándose en el PSOE. Tendremos mayores capacidades de victoria en tanto en cuanto tengamos una mirada propia y un enfoque autónomo.

P. ¿Fue convincente Espinar en sus explicaciones sobre la venta de su piso protegido?

R. Ha dado muchísimas explicaciones. Es un compañero, que temporalmente es otro candidato a las primarias, y le creo. ¿Cómo afecta? Espero que lo menos posible. Los votantes de Podemos son mayores de edad.

Más información