Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Iglesias y Errejón libran la batalla clave en Madrid

El secretario general de Podemos y su 'número dos' miden sus fuerzas en las primarias para el control del partido en Madrid

El secretario general de Podemos y su número dos miden sus fuerzas en las primarias para el control del partido en Madrid. La primera batalla orgánica de más trascendencia entre los dos sectores, pablistas y errejonistas, servirá de anticipo de la asamblea de Vistalegre II, prevista para principios del año que viene, en la que Iglesias aspira a revalidar su liderazgo. Iglesias y Errejón han situado a estrechos colaboradores en cada una de las candidaturas. “El proyecto de Podemos está en juego en Madrid”, avisa el cofundador del partido Juan Carlos Monedero.

Ramón Espinar, candidato a liderar Podemos Madrid, en un acto de campaña este sábado.

Los candidatos a liderar Podemos en la Comunidad de Madrid, el senador Ramón Espinar y la portavoz del Ayuntamiento, Rita Maestre, llevan días tratando de circunscribir la pugna orgánica al ámbito madrileño. Nada más lejos de la realidad: en el partido todos saben que en Madrid se libra el primer round del congreso de Vistalegre II y que el control de la organización en esta plaza —la cuna de Podemos— será determinante para ese cónclave en el que Iglesias quiere ser reelegido secretario general de Podemos, así como para el rumbo del proyecto.

El cofundador del partido Juan Carlos Monedero se ha involucrado en el proceso haciendo campaña en apoyo de Espinar —el candidato pablista— porque teme que, precisamente, el rumbo de Podemos se desvíe si gana Maestre. Si eso sucede, alerta, “lo que es indudable es que se perdería la capacidad de que Madrid apoye la política que Pablo piensa que es la conveniente para Podemos. No se debilitaría el liderazgo de Pablo, pero sí, profundamente, el rumbo que nos ha llevado a lograr cinco millones de votos sin deber dinero a los bancos”, señala. Y, aunque Errejón sostuvo ayer que se trata de “un proceso madrileño que se mide solo en términos autonómicos”, Monedero zanja: “Íñigo participa en la candidatura de Maestre de manera absolutamente evidente”, asegura a EL PAÍS.

La candidatura de Maestre integra a estrechos colaboradores del número dos, que forman parte de su equipo en la Secretaría Política que dirige, como Jorge Moruno, responsable de discurso de Podemos, y Rodrigo Amírola, coordinador de la Secretaría Política. La lista de la portavoz en el Consistorio incorpora también a seis de los diez exdirigentes de Podemos Madrid que dimitieron en bloque en marzo en señal de protesta por la gestión del líder madrileño, Luis Alegre. Aquello desembocó en la destitución fulminante del que era entonces el secretario de Organización, Sergio Pascual, y la protesta de Errejón en forma de dos semanas de silencio. Del mismo modo, en la lista de Ramón Espinar participan dos integrantes de la Secretaría General de Pablo Iglesias, Fran Casamayor y Dina Bousselham, así como un estrecho colaborador de Carolina Bescansa, Víctor Rey.

Proyecto y poder

La discusión que se libra en Madrid es de poder pero también de proyecto. Las dos almas de Podemos confrontan en cuestiones esenciales, como la relación con el PSOE. Monedero resume así la posición de los errejonistas: “Al tiempo que dicen que no les preocupa el PSOE tienen la actitud más amable con el PSOE. Nosotros nacimos para sorpassar al PP y al PSOE, no para ser muleta de los socialistas. No entiendo la necesidad de ser amable con un partido implacable, regido por tiburones”. Los dos sectores discrepan también sobre la relación con IU —los pablistas quieren afianzarla y profundizarla— y, en última instancia, enfrentan dos modelos de partido, uno más radical y otro más moderado o posibilista.

La pugna de Madrid será clave para Vistalegre, pero los pablistas creen que Errejón no le disputará el liderazgo a Iglesias en el congreso aunque gane esta primera batalla. El entorno del número dos también descarta esa opción. Los afines al líder sí creen que, si ganan, Errejón y los suyos se verían reforzados para dar la batalla y tratar de ganar más influencia en la próxima dirección. La primera contienda se resuelve en otoño; para la definitiva habrá que esperar al invierno.

Más de 76.000 simpatizantes pueden votar

Un total de 76.354 simpatizantes de Podemos en la Comunidad de Madrid (inscritos en su web) pueden votar de forma telemática desde ayer sábado a las 10.00 y hasta el día 9 a las 23.59 al nuevo secretario general de Madrid y a los 34 integrantes del Consejo Ciudadano Autonómico. El censo fue cerrado el 5 de octubre para evitar inscripciones masivas que alteren el proceso.

Los resultados se conocerán el viernes 11. El sistema de representación otorga a la lista ganadora el 80% de los asientos de la dirección, mientras la que pierde se hace con el 20%. La candidatura que se imponga controlará con amplia mayoría el partido en Madrid.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información