Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Espinar descarta dimitir porque ese era “el objetivo de los poderosos”

Errejón se desmarca de la "teoría de la conspiración o de la mano negra" en el caso del senador

Ramón Espinar, hoy durante la rueda de prensa.

El senador de Podemos y candidato a liderar el partido en Madrid, Ramón Espinar, ha descartado este viernes dar un paso atrás y renunciar a presentar su candidatura a la secretaría general de la formación tras las informaciones que han revelado que ganó 20.000 euros con la venta de una vivienda protegida. Espinar ha rechazado esa posibilidad presentándose como la víctima de una ofensiva de los poderes económicos. "Yo me voy a presentar a la secretaría general. En los últimos días ha habido especulaciones con que yo podía retirar mi candidatura. Era el objetivo de los poderosos en este país", ha defendido. El portavoz de Podemos en la Cámara alta no ha aclarado por qué solicitó a la Comunidad de Madrid vender su piso por 140.000 euros y luego lo vendió por 176.000, como ha publicado EL PAÍS. El número dos de Podemos, Íñigo Errejón, se ha desmarcado de la tesis de la conspiración contra el senador. "Yo nunca he creído en política en las teorías de la conspiración y las manos negras", ha asegurado, sino que el partido es juzgado "con un listón más exigente" precisamente porque ellos mismos "elevaron" la vara de medir los comportamientos políticos.

"No vamos a ser objeto de ninguna injerencia de ningún poderoso. En Podemos deciden los inscritos y las inscritas. Les voy a dar la oportunidad de votar contra una ofensiva del poder económico", ha asegurado Espinar en una conferencia de prensa convocada para presentar su lista a la secretaría general de Podemos Madrid, que sin embargo ha quedado eclipsada por las preguntas sobre la venta de su piso. El senador ha pedido reiteradamente que las cuestiones que se le formularan se ajustaran a la candidatura, porque ya había dado las explicaciones pertinentes, pero finalmente ha tenido que contestar a nuevas preguntas sobre los extremos sin aclarar de esa venta.

Errejón ha incidido, a cambio, en que "los medios tienen derecho a publicar todas las informaciones que quieran si son noticia", al tiempo que ha pedido a sus compañeros que no "embarren" la disputa orgánica. "Que ninguna noticia que se publique sea capaz de dividirnos", ha reclamado el portavoz de Podemos en el Congreso. El caso referido a Ramón Espinar, ha reconocido Errejón, hace daño al partido. "Cuando se pone en tela de juicio, con más razón o menos, a cualquier compañero, pone en mas dificultades a un proyecto político. ¿Eso significa que no sea legítimo? Los medios pueden publicar lo que quieran y nosotros respondemos de inmediato", ha asegurado el diputado en declaraciones a Las Mañanas de Cuatro.

En su comparecencia, Espinar no ha explicado por qué vendió el piso protegido que le adjudicó la cooperativa Vitra en Alcobendas (Madrid), un 25% más caro de lo que había comunicado a la Comunidad de Madrid. El parlamentario de Podemos registró el 20 de agosto de 2010 en la Dirección General de Vivienda y Rehabilitación una solicitud de "autorización de venta de vivienda oficial o con protección pública", en la que manifestaba su "propósito de enajenación por el precio de 140.313,35 euros". Cinco meses después, la vendió por 175.126,12. "En el expediente que yo tengo, el papel de la comunidad dice dos cosas: que no ejerce su derecho de tanteo de la vivienda por el precio que la compré, y que me autoriza a vender al precio máximo del módulo en ese momento. Como, por cierto, hace todo el mundo", ha contestado Espinar, sin aclarar el motivo del baile de cifras.

La dirección de Podemos ha acusado a Cristina Cifuentes de ser la fuente de esa información publicada por EL PAÍS. "Estoy muy preocupada porque los datos que publica PRISA [editora de EL PAÍS] son unos documentos protegidos por la Ley de Protección de Datos que solo ha podido aportar la Comunidad de Madrid o Ramón Espinar. A ver si además de al señor Cebrián [Juan Luis Cebrián, presidente de PRISA] es a la señora Cifuentes a la que no le gusta Ramón Espinar", ha asegurado Irene Montero, jefa de gabinete de Pablo Iglesias, en declaraciones en el Congreso.

El senador se ha quejado de haber sido "durísimamente atacado en los medios" y de no saber de qué se le acusa. "Yo no sé de qué me acusa. Porque yo era un chaval que no se pudo comprar una vivienda. He cometido un error, que fue el de querer comprar una vivienda por encima de mis posibilidades", ha asegurado. Espinar ha admitido hoy que sí podía haber vendido la vivienda por un precio menor al que lo hizo, a pesar de que en su primera comparecencia remarcó que el precio de venta era el que "fijaba" la comunidad. "Sí, claro que podía haberlo vendido al precio más barato... y regalarlo también", ha ironizado este viernes.

Espinar ha comparecido junto a la diputada Isabel Serra, la portavoz de la corriente Anticapitalista con la que ha suscrito una alianza, que ha reiterado su apoyo al candidato como "el mejor capacitado para ganar a Cristina Cifuentes". La parlamentaria ha secundado también la tesis de la conspiración. "Vamos a seguir defendiendo que nadie va a hacer política por nosotros y nosotras. Esto no es el PSOE, no vamos a aceptar que los poderes fácticos interfieran. No aceptamos injerencias".

El candidato a liderar Podemos Madrid ha agradecido el apoyo de sus compañeros, entre los que ha citado a Pablo Iglesias y a Íñigo Errejón, pero no a sus adversarios en el proceso madrileño, la candidatura de Adelante Podemos que lidera Rita Maestre, portavoz en el Ayuntamiento. Después ha justificado que se debe a que ha recibido "distintos grados de arrope" y ha elegido a quién agradecer. Espinar sí descarta que la información sobre su piso provenga de algún integrante de Podemos.

La candidatura de Maestre ha difundido un comunicado en el que rechaza "el ataque a compañeros" y ha pedido que el proceso de primarias que comienza este sábado "se desarrolle sin tutelas ni injerencias de ningún tipo". "Lo que realmente debilitaría a Podemos es que nuestros adversarios lograsen dividirnos. Con un debate abierto ganamos todos, con uno embarrado pierde Podemos", reclaman también desde la candidatura errejonista. El caso del piso del senador ha tensado las relaciones entre los dos sectores del partido, después de que Pablo Iglesias asegurase que los "ataques" a Espinar buscan debilitar su liderazgo, sugiriendo que los "poderosos" a los que atribuyen esos ataques prefieren la candidatura próxima a Errejón, por ser un Podemos "más normalizado", en palabras de Espinar.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información