Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Isabel García Tejerina, continuidad en Atocha

Desde mayo de 2014 ocupó la cartera de Atocha sustituyendo a Miguel Arias Cañete

Isabel García Tejerina, Ministra de Agricultura, Pesca y Alimentación y Medio Ambiente Ampliar foto
Ministra de Agricultura, Pesca y Alimentación y Medio Ambiente  Isabel García Tejerina.

Ingeniera agrónoma y licenciada en Derecho, Isabel García Tejerina ha desarrollado prácticamente toda su actividad profesional en el seno del Ministerio de Agricultura, primero como asesora de Loyola de Palacio y de Jesús Posada y, entre 2000 y 2004 y de 2012 a 2014 como secretaria general de Agricultura con Miguel Arias Cañete como ministro. Desde mayo de 2014 ocupó la cartera de Atocha sustituyendo a Miguel Arias Cañete, lo que supuso una línea de continuidad en la política del departamento.

Tejerina es una gran conocedora del sector agrario y experta en temas comunitarios. Como ministra desde unas posiciones de diálogo con organizaciones agrarias y cooperativas y no desde la imposición, ha impulsado un importante paquete legislativo. Entre estas actuaciones destaca la aprobación y aplicación desde 2015 de la Ley de la Cadena Alimentaria, una vieja reivindicación del sector por la que se pretende lograr un equilibrio entre los intereses de la producción y de las industrias frente al poder de la gran distribución; la Ley de Integración Cooperativa, la Ley de Calidad Alimentaria; la Ley de Montes; la Ley de Apoyo a la Biodiversidad, iniciativas para la mejora del medio ambiente, una nueva ley de Pesca Marítima o el impulso a la exportación agroalimentaria. Considera clave para el futuro del sector disponer de una mayor y mejor organización, desde la mejor información a pie de explotación a nuevas estructuras y, en esa línea ha promovido también constitución de las Organizaciones Interprofesionales y de las Organizaciones de Productores. García Tejerina jugó igualmente un papel clave en las negociaciones en Bruselas para la aprobación de la reforma de la PAC en vigor desde 2014 hasta 2020 y su aplicación en España.

En materia de agua, bajo su mandato se ha trabajado en el diseño de una política de continuidad para la mejora de los regadíos con el horizonte de 2020.

Las crisis de los precios de la leche en toda la UE, tras la eliminación de las cuotas lácteas y el efecto del cierre de las fronteras rusas, han constituido sus principales conflictos con el sector agrario.

De cara al nuevo mandato, en el exterior se enfrenta y asume dos retos. Uno, la nueva negociación de la reforma de la Política Agrícola Común que supone en pagos directos una media del 28% de los ingresos del sector agrario. Dos, unos acuerdos comerciales de la UE con terceros países, necesarios, pero basados en un equilibrio de intereses.

En España es indispensable avanzar en la ampliación de competencias de la Ley Cadena Alimentaria para que la misma sea efectiva ante situaciones como la planteada en los últimos tiempos con las ventas a la baja de varios grupos de distribución, especialmente Día. La ministra es consciente de ello. Globalmente, para el sector agrario, se debe profundizar para disponer de una actividad más organizada, más basada en la competitividad desde la producción a la eficiencia para vender y comprar medios de producción.

Fuera de la Administración ha desempeñado un cargo de ejecutiva en la empresa Fertiberia. Es militante del PP, de profundas convicciones personales y políticas, ve su cargo como un acto de servicio a la sociedad.

Soltera y deportista, bajo una imagen de mujer suave, se esconde una persona de mucho carácter, auto exigente, “geñuda”, con una gran capacidad de trabajo que asume y sufre todo su equipo.

Más información