Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Multitudinario rechazo a las reválidas en la primera huelga del curso

Más del 30% de los alumnos secundan los paros, según datos oficiales del Ministerio de Educación.

Manifestación de estudiantes contra las reválidas. Ampliar foto
Manifestación de estudiantes contra las reválidas.

La primera gran huelga del curso ha sacado a las calles a cientos de miles de estudiantes, profesores y familias en toda España que este 26 de octubre estaban convocadas contra las reválidas educativas, la última medida que falta por aplicar de la Ley Orgánica para la Mejora de la Calidad Educativa (LOMCE). Los convocantes anuncian nuevos paros si el Gobierno no retira los exámenes externos.

Multitudinarias manifestaciones recorrieron las calles de las principales capitales —había convocadas en más de 40 ciudades— y decenas de miles de alumnos faltaron a clase. El Ministerio de Educación estimó el seguimiento de los paros en entre el 30 y el 40% de alumnos mayores de 14 años (aquellos que pueden secundarlos según la LODE) y un 12% de los docentes, cuya participación como huelguistas solo había sido requerida en algunas comunidades autónomas, como Madrid, Andalucía, Murcia o País Vasco. Los convocantes (Sindicato de Estudiantes, la federación de estudiantes FAEST, la confederación de padres de la pública CEAPA,  y distintos sindicatos docentes) han elevado esa cifra a cerca del 90% en el caso de alumnos y más del 60% de docentes en comunidades como Madrid.

Tras una jornada de protestas que han calificado de “éxito brutal” y “arrollador”, los manifestantes han trasladado varias peticiones al ministerio. “Si no retiran las reválidas de aquí al lunes, el Sindicato de Estudiantes volverá a movilizarse”, ha lanzado como ultimátum Ana García, representante del colectivo estudiantil. José Luis Pazos, presidente de CEAPA, ha alargado un poco más el plazo. Dan cuatro meses al nuevo Gobierno para que las retiren, inicien una negociación parlamentaria para cambiar la ley educativa del PP y “reviertan los recortes” aplicados en educación durante la crisis. Francisco García, representante de CC OO de Enseñanza, considera “regresivas e inútiles” las reválidas y ha pedido un “cambio de rumbo” que se note en los presupuestos de 2017 “tras perder 9.000 millones con los recortes”.

Mensaje de "tranquilidad" del ministro

El ministro de Educación, Cultura y Deporte en funciones, Íñigo Méndez de Vigo, ha lanzado "un mensaje de tranquilidad" por la huelga contra estas evaluaciones externas de ESO y Bachillerato. Desde Valladolid, ha destacado que "lo más importante" es que la jornada de este miércoles ha sido "tranquila, sin que haya habido una repercusión negativa”. "Cuando haya un Gobierno y espero que lo haya pronto, el Ejecutivo tomará las medidas necesarias y se actuará en consecuencia", según Méndez de Vigo, confiado en alcanzar un pacto por la educación inédito hasta ahora en España.

Esta jornada de huelga —la segunda desde que Méndez de Vigo está al frente del ministerio y la número 23 desde que se aprobó la LOMCE en 2013— ha incluido manifestaciones de estudiantes a mediodía y otras generales por la tarde en la mayoría de capitales. En Madrid, miles de personas han recorrido desde las 18.00 el centro tras la pancarta ‘Retirada de las reválidas. Derogación de la LOMCE. Reversión de los recortes’. Los manifestantes han calculado 70.000 participantes que la Delegación de Gobierno ha rebajado a 5.000.  La marcha incluía una batucada y cientos de personas ataviadas con la camiseta de la marea verde, el movimiento de reivindicación que comenzó en Madrid en 2011 con los recortes del Gobierno regional de Esperanza Aguirre. Por la mañana, miles de estudiantes habían marchado por los alrededores de Atocha hasta la Puerta del Sol

Más del 80% de seguimiento en Andalucía, según la Junta

"Apoyamos las reivindicaciones, queremos que se derogue la LOMCE, que se quiten las reválidas y que no sigan los recortes. Queremos una ley equitativa e igualitaria, todo lo contrario a la LOMCE, que es sectaria", declara Francisco Mora, presidente de la Confederación andaluza de asociaciones de padres y madres del alumnado por la educación pública (CODAPA). Una huelga seguida de varias protestas en la que se unieron las quejas por la ley educativa, pero igualmente ha servido para criticar la gestión de la Consejería de Educación de la Junta de Andalucía. La huelga fue secundada en Andalucía por un 84,5% del alumnado de 3º y 4º de ESO, Bachillerato y Formación Profesional, según datos de la Consejería de Educación.

"Ha habido una paralización completa de la actividad docente en muchos centros andaluces. Creemos que esto es positivo. No cabe duda de que los recortes en la Administración andaluza y LOMCE es la cara de la misma moneda", considera Pedro del Pozo, responsable de acción sindical de Ustea, el único sindicato de profesores que convocó la huelga en Andalucía. Según sus datos, el 75% de profesores de Secundaria y el 35% de primaria apoyaron la propuesta.

"Estamos en contra de la reválida y de que se tengan que jugar todo a un examen. Y también estamos en contra de los recortes en la educación. Basta ya", declara Rocío García, miembro del AMPA de un centro escolar de la localidad sevillana de Los Palacios. Para el Sindicato de Estudiantes, el apoyo en Andalucía ha sido "espectacular". Calculan un seguimiento de 15.000 personas en Granada, 10.000 en Sevilla, más de 7.000 en Málaga, más de 2.000 en Cádiz y más de 1.000 en Almería y Huelva.

Aulas vacías en Galicia

Miles de estudiantes han vaciado las aulas en Galicia para clamar, en las principales ciudades, contra el modelo de reválidas y acusar al PP de dejar “fuera del sistema” a las familias obreras. El Sindicato de Estudiantes, que enmarcó la convocatoria en la lucha “contra los duros ataques del PP” a la enseñanza pública, ha reclamado el respaldo del profesorado y del resto de organizaciones estudiantiles para la convocar una jornada de huelga del “conjunto de la comunidad educativa”.

En la manifestación central, celebrada en Santiago de Compostela, han participado representantes de la Plataforma en Defensa do Ensino Público, Confapa-Galicia, CC OO, FETE-UGT y portavoces de En Marea y PSdeG en el Parlamento gallego Luis Villares y Xaquín Fernández Leiceaga. Los estudiantes cedieron la palabra a Villares que animó a los jóvenes a mantener vivas las reivindicaciones recordándoles que se han “tumbado leyes con mayorías absolutas”.

En Barcelona, "más educación y menos represión"

La Guardia Urbana de Barcelona ha cifrado en 8.500 los estudiantes de secundaria que han salido a la calle en la capital catalana para protestar contra las reválidas y la LOMCE. La marcha comenzó pasadas las 12 del mediodía en la plaza Universidad, a un costado del rectorado de la Universidad de Barcelona, y avanzó por las principales calles de la ciudad hasta la sede de la Generalitat de Catalunya, en la plaza Sant Jaume. "Más educación y menos represión" fue una de las consignas más coreadas por los manifestantes, que cargaron contra los recortes en educación y las políticas del gobierno del PP. Simultáneamente se celebraron concentraciones en otras ciudades catalanas como Girona, Sabadell y Tarragona.

Durante la lectura del manifiesto, los estudiantes no se olvidaron de mentar al expresidente de la Generalitat, Artur Mas, en cuyo mandato “se recortó un 20% el presupuesto de educación”, recordaron los convocantes. “La LEC [la ley de educación catalana] es como la LOMCE con pan con tomate”, gritaron durante la lectura del manifiesto. Un portavoz del Sindicato de Estudiantes aprovechó para advertir que no pararán “hasta enviar esta ley [la LOMCE] al basurero de la historia” y avisó al nuevo gobierno que resulte de la investidura del próximo fin de semana: “El gobierno de Rajoy será débil y nos encontrará en la calle. Les damos la bienvenida al infierno”.

Pese a no tener el apoyo de otras formaciones como el Sindicato de Estudiantes de los Países Catalanes (SEPC), los convocantes cifraron el seguimiento de la huelga en un 90%. El SEPC se delcolgó de la huelga por considerar que el Sindicato de Estudiantes es "claramente españolista y actúa según lo que unos líderes puestos a dedo deciden en Madrid". La Generalitat, por su parte, rebajó el seguimiento de la huelga en un 41,5% en toda Cataluña. Por áreas territoriales, el Departamento de Enseñanza indicó que el apoyo más alto se registró en la zona del Vallès Occidental, con un seguimiento del 88%.

Respaldo del consejero en la Comunidad Valenciana

Miles de personas se han manifestado  en Valencia, Castellón y Alicante. “No pararemos hasta que se derogue”, ha dicho el presidente de la confederación de asociaciones de madres y padres de alumnos de la comunidad, Gonzalo Anaya. La huelga, secundada, según datos de la Consejería de Educación, por entre el 85% y el 90% del alumnado de estos ciclos, ha transcurrido en un clima de normalidad.

Por la mañana, más de 3.000 estudiantes, según el Sindicat d’Estudiants, han protestado por las calles de la ciudad en otra marcha multitudinaria. El consejero valenciano de Educación, Vicent Marzà, ha respaldado los objetivos de las movilizaciones estudiantiles. Y las Cortes Valencianas han acordado, con el apoyo de todos los grupos parlamentarios menos el PP, solicitar la derogación y la retirada del decreto que regula las reválidas de Secundaria y Bachillerato, y que no se promulguen nuevas leyes o decretos hasta que no se constituya el nuevo Gobierno.

Con información de Pilar Álvarez, Cristina Huete, Elisa Silió, Jessica Mouzo, Cristina Vázquez, Ángeles Lucas, Denise Zani, Joana Oliveira, Antonia Laborde y Hugo Gutiérrez.

Más información