Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Iceta: “El problema del PSOE es España, es Rajoy, no es el PSC”

Iceta instó en el comité federal a que ambos partidos sigan "caminando juntos, incluso en la discrepancia", según las nuevas grabaciones a las que ha tenido acceso EL PAÍS

“El problema del PSOE es España, el problema del PSOE es Rajoy, pero desde luego no es el PSC”.  Miquel Iceta, primer secretario del PSC apeló en el comité federal del PSOE con esta declaración de intenciones a “la fraternidad de querer seguir compartiendo un proyecto federal, siendo capaces de gestionar la discrepancia si es que se produce”, pese a las discrepancias por el anunciado voto en contra a Mariano Rajoy de los siete diputados socialistas catalanes en el Congreso. La postura del PSC contraviene a la resolución aprobada este domingo de abstenerse en segunda votación para acabar con el bloqueo institucional y acabar con la interinidad de un Gobierno que lleva diez meses en funciones.

“¿Cuántas veces nos pedirán que nos abstengamos por responsabilidad? ¿Cuántas veces se nos pedirán cuentas por no haber intentado una mayoría alternativa? Una mayoría necesaria hoy, imprescindible mañana. Y abstenerse en la investidura de Rajoy no la favorece”, señaló Iceta en su discurso a puerta cerrada en el comité federal, como reflejan las grabaciones de las intervenciones de parte de los delegados socialistas a las que ha tenido acceso EL PAÍS. “Son razones, son argumentos. No son cuestiones de principio, ni de una cruzada del bien contra el mal. No son una verdad dogmática enfrentada a otra. Son solo nuestras razones, nuestros argumentos”, insistió.

Iceta pidió comprensión a los miembros del comité federal. “Nos gustaría que, sea cual sea vuestra posición en el debate de hoy, fueseis capaces de entender nuestra posición. Y que nos acompañaseis. Que podamos seguir caminando juntos, incluso en la discrepancia. Eso queremos, seguir caminando juntos. Porque nada nos horroriza más que la perspectiva de dejar de compartir con todos los socialistas un proyecto federal para España. O quizá sí, algo nos horroriza más, que acabemos ofreciendo un argumento más a los independentistas”, observó. El presidente de la gestora, Javier Fernández, o su portavoz, Mario Jiménez, han pedido “coherencia” a los diputados del PSC en la votación de investidura. De lo contrario advierten con revisar la relación con el PSC, que podría pasar por que los socialistas catalanes no tengan presencia en el congreso ni el comité federal del PSOE.

El líder del PSC, recientemente reelegido, subrayó su “temor” de que “alejarse” de los militantes y electores que a su entender conllevaría la abstención al PP. “Un temor acrecentado por estar tomando una decisión sin escuchar a la militancia, como sí hicimos con motivo del pacto con Ciudadanos. Sí, nos da más miedo este abismo con militantes y electores que unas terceras elecciones”, sentenció Iceta. Dos de los miembros de la gestora reclamaron, sin éxito, que las bases del PSOE se pronunciaran sobre mantener la posición política vigente desde diciembre, el no al PP, u optar por el viraje hacia la abstención.

“A mí no me da miedo ir a una abstención y hacer oposición decisiva”, defendió Soraya Rodríguez. “La oposición decisiva no es decir no, que ya lo decíamos cuando tenían 187 diputados e hicieron todas esas políticas que tanto daño han hecho a nuestra gente, a nuestros votantes. Con 137 diputados, una oposición socialista con 85 puede evitar que esas políticas se hagan. ¿Pero qué supone eso compañeros? Que no tenemos que ser irrelevantes, porque para ser irrelevante hay que ser muy pequeño, que es lo que sería si fuéramos a unas elecciones el 18 de diciembre”, señaló la exportavoz parlamentaria. Para Rodríguez “hacer una oposición decisiva supone hacer una oposición responsable”. “En términos burdos, pringarnos”, prosiguió. “Puedo estar equivocada pero tal y como está el PSOE en estos momentos nuestro partido solo sale adelante y fortalecido echándose a las espaldas los problemas que tiene España. Que son los mismos que había antes del 20 de diciembre. Negociando, sí, que no es rendirse, manifestó la diputada por Valladolid.

“Proponiendo y pactando” es la manera que, según Rodríguez, al PSOE situarse “en la centralidad de los problemas de España”. “Es donde ganamos al PP y donde ganamos proyecto de país y alejarnos de la radicalidad de la izquierda que nos puede permitir ganar a Podemos pero, desde luego, alejarnos claramente de lo que es el PSOE”, expresó la parlamentaria.

Francina Armengol, presidenta de Baleares y la única de los siete presidentes autonómicos del PSOE afín al ex secretario general, Pedro Sánchez, y de intentar un Ejecutivo alternativo al del PP defendió “por coherencia política con la palabra dada a los ciudadanos y ciudadanas de toda España”.

“Eso nos va a desdibujar. Va a desdibujar que nosotros seamos alternativa nunca más ante los ojos de la ciudadanía”, argumentó Armengol en su turno de palabra. “En política para mí lo clave es la confianza y la credibilidad. La confianza que podemos tener de los ciudadanos. ¿Qué confianza va a tener alguien en nosotros, que le hemos dicho en dos elecciones consecutivas ‘con nuestro voto vamos a hacer el cambio político en España’, ‘con nuestro voto jamás gobernará el PP’, qué confianza puede tener un ciudadano que nos votó o incluso el que no nos votó si ahora hacemos presidente del Gobierno de España a Mariano Rajoy? Al de la LOMCE, al de la reforma laboral, al de la recentralización autonómica, al de la crispación en Cataluña, al de la corrupción política en España”, destacó la presidenta balear.

La intervención de Armengol fue una de las más críticas con el cambio en la posición política del PSOE. “[Rajoy] no tiene ni los votos ni los escaños. Le vamos a regalar escaños socialistas con votos que nos votaron para que quitáramos a Rajoy para hacerle presidente del Gobierno. Eso es una vergüenza. Es una traición a todos los ciudadanos y a los compromisos que hemos hecho. Por tanto, nos descalifica para ir a la gente a pedirle otra vez el voto. ¿Para hacer qué? ¿Para hacer lo contrario de lo que dijimos?”, fue una de sus reflexiones.

La presidenta de Baleares volvió a dejar patente que es una de las más firmes defensoras del diálogo con Podemos. “O somos capaces de dialogar y de pactar con las otras fuerzas de izquierda que hay en España, ¿o me estáis diciendo que el PSOE no volverá a gobernar nunca en España? Si no es fuerte en Cataluña, si no somos capaces de llegar a acuerdo con otros partidos de izquierda, y Podemos existe y tiene una realidad clara porque ha cogido confianza con gente que nos ha abandonado a nosotros”, concluyó Armengol.

Abel Caballero, presidente de la Federación Española de Municipios y alcalde de Vigo, defendió la abstención. “Necesitamos un tiempo distinto, porque estamos en un mal momento. Y porque en Galicia, con el ‘no es no’, le dimos la mayoría absoluta a Feijóo. Porque no la tenía. Porque se quería ir. Porque seis meses antes quería dejar la candidatura. Hicimos unas elecciones y con este planteamiento negativo lo que conseguimos fue darle mayoría absoluta”.

El alcalde más votado del PSOE en las grandes ciudades hizo pedagogía de la abstención remontándose a algunas de las decisiones más difíciles que ha tomado el PSOE. “Hicimos un referéndum sobre la OTAN en España. Creo que soy el único ministro de aquel Gobierno que está aquí ahora. Tuve que hacer e hice campaña a favor de la entrada en la OTAN. ¿Sabéis a quien tenía enfrente en Galicia haciendo la campaña deshonesta desde la derecha en contra de la decisión que defendíamos? A Mariano Rajoy. Ese mismo año tuvimos elecciones generales. El PSOE las ganó, mayoría absoluta… ¿Sabéis a quién tenía enfrente en Pontevedra en aquellas elecciones? A Mariano Rajoy. Y a partir de ahí, elecciones tras elecciones tras elecciones yo siempre tuve enfrente a Mariano Rajoy. ¿Y sabéis cómo estamos resolviendo el problema en aquella provincia ahora con Mariano Rajoy? Ganándole. Ganándole. En mi ciudad la resolvimos ganándole. El PSOE 52%, el PP el 20%. Estos conflictos se resuelven ganando las elecciones”, indicó.

“La pregunta no es Mariano Rajoy sí o no. Esa no es la pregunta, la respuesta ya la sabéis, ¿no? La respuesta es no. La pregunta es: ¿Vamos a ir a terceras elecciones y que pase lo que pasó en Galicia en las autonómicas? ¿Vamos a ir a terceras elecciones y que nos encontremos con que, en este momento tan complejo, el PP mejore su resultado y en vez de tener a Rajoy en minoría y controlado por el Congreso lo tengamos en mayoría con Ciudadanos? Esas son las alternativas, eh. No es otra”, continuó Caballero en su disertación.

El alcalde de Vigo enfatizó que la abstención no está reñida con ser del PSOE. “La mayor parte de mi vida de joven fue en dictadura, eh. Perseguido por la policía y con el Tribunal de Orden Público juzgándome. Estuve dos años exiliado de España... Que nadie me dé lecciones a mí de izquierdas, eh, nadie”, apostilló.

“En modo alguno es una cuestión ideológica. Si fuera una cuestión ideológica probablemente seríamos los únicos socialistas puros de Europa. No es por tanto una cuestión ideológica la que estamos tratando aquí. Tampoco es una cuestión ética. Si fuera una cuestión ética, afectaría a un problema de conciencia que sería difícil superar”, se pronunció en la misma línea Ciprià Císcar. “Es una cuestión de política instrumental, que una fuerza como la nuestra tiene que decidir en este momento cuál es la más conveniente aplicar”, definió el secretario de Organización del PSOE con Felipe González. “A una semana para decidir si vamos de nuevo a elecciones o si se desbloquea la situación, ya no cabe pensar que había o que podía existir una alternativa de Gobierno. Por tanto, estamos en una situación límite”, zanjó.

“Se habla de conveniencia, se habla de táctica y se habla de estrategia. Pero se olvida algo que en mi opinión es fundamental. Y es que la política son sentimientos. La política son ilusiones, son esperanzas. Es mirar a la ciudadanía a la cara, mirar a los ojos, y pedirle que depositen en ti su confianza”, intervino Sara Hernández. La secretaria general del PSOE en la Comunidad de Madrid se mantuvo en la línea vigente de votar en contra de Rajoy, en vigor hasta el domingo. “Reafirmándonos en la postura del comité federal del pasado 28 de diciembre del no claro, nítido e inflexible al PP ganamos en credibilidad. Ganamos en confianza ciudadana, no perdemos dignidad. Y por supuesto, algo también muy importante, valoramos completamente el voto de aquellos que han confiado en nosotros”, sostuvo.

Hernández se despidió argumentando que de esta manera el PSOE mantendría la posición desde la que podría retomar sus aspiraciones de Gobierno. “Nos coloca donde somos, donde debemos estar siempre y nunca perder la posición: siendo una verdadera alternativa. Es más, siendo la única alternativa. No solo al PP sino también a otras fuerzas políticas de nuevo cuño que vienen por la izquierda”.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información