_
_
_
_

Orden de alejamiento para un edil del PP de Huesca denunciado por maltrato

El juez considera que existe un "riesgo objetivo" para la esposa y los hijos menores

Manifestación en Madrid contra la Violencia Machista en 2015.
Manifestación en Madrid contra la Violencia Machista en 2015. SAMUEL SÁNCHEZ
Más información
Miércoles negro y otros días que las mujeres fueron a la huelga
Detenido por secuestrar y echar pegamento en la vagina a su expareja

El concejal del PP en el Ayuntamiento de Huesca Luis Antonio Irzo, detenido tras ser denunciado por su mujer por presuntos malos tratos, ha pasado este miércoles a disposición judicial tras pasar la noche en los calabozos de la comisaría de policía de la capital altoaragonesa. El juez consideró que existe un “riesgo objetivo” para la esposa y los hijos menores y que hay indicios más que suficientes para considerar que el detenido pudiera ser responsable de un delito de violencia de género y de maltrato familiar.

Irzo Bueno prestó declaración ante el juez como posible autor de un delito de violencia de género y otro de maltrato familiar. La declaración, que comenzó pasadas las doce del mediodía, se prolongó durante varias horas. El juez tomó también declaración a la esposa del detenido y denunciante de los hechos.

Indicios suficientes

El juez expresó en su auto que existen indicios suficientes de que Irzo “pudiera ser responsable de un delito de violencia de género y otro de maltrato familiar y de que existe un riesgo objetivo de peligro tanto para la esposa como para los tres hijos menores del matrimonio”, señaló este miércoles en un comunicado el Tribunal Superior de Justicia de Aragón. El magistrado también entendió que la declaración de la esposa “es coherente y sin contradicciones”.

Por ello, según las mismas fuentes, el juez dictó la orden de protección a favor de la esposa del concejal y de sus tres hijos menores de edad. Esta medida supone que Irzo no podrá aproximarse a menos de 500 metros de todos ellos, de su domicilio, lugar de trabajo, de estudios o aquellos lugares que frecuenten habitualmente.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

El juez le prohibió igualmente comunicarse con ellos por cualquier medio ya sea teléfono, correo postal o electrónico, aplicaciones móviles e, incluso, por personas interpuestas. Otra de las prohibiciones establecidas por el juez en el auto es la de que pueda tener o portar armas.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_