Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Podemos consultará a sus bases si mantiene el pacto con el PSOE en Aragón

El partido someterá en las próximas semanas al voto de sus simpatizantes la actualización de sus estatutos

Podemos dio este viernes un nuevo giro a su relación con el PSOE en el ámbito autonómico. El partido retomó el diálogo en Castilla-La Mancha con el presidente socialista, Emiliano García-Page, tras romper hace casi tres semanas el pacto que sostiene el Gobierno regional. Pero, además, la formación de Pablo Iglesias anunció que dejará en manos de sus bases en Aragón la decisión última sobre su acuerdo con Javier Lambán, incluida su hipotética entrada en el Gobierno.

Pablo Echenique, secretario general de Podemos en Aragón y secretario de Organización de Podemos. Ampliar foto
Pablo Echenique, secretario general de Podemos en Aragón y secretario de Organización de Podemos.

Las ya tortuosas relaciones entre Podemos y el PSOE precipitaron tras la dimisión de Pedro Sánchez el pasado día 1. La posibilidad de una abstención ha llevado a Iglesias y los suyos a endurecer el tono con los socialistas no solo en Madrid sino también en varias comunidades, donde tras las elecciones autonómicas de 2015 estas fuerzas alcanzaron distintos acuerdos. Los casos más delicados, de los que depende la gobernabilidad, se dan en Castilla-La Mancha y en Aragón, donde Podemos tiene dos dirigentes muy próximos al líder del partido: respectivamente, José Antonio García Molina y Pablo Echenique, que es también secretario de Organización estatal.

En las últimas semanas, ambos han lanzado advertencias a los presidentes que sostienen, haciendo además hincapié en el hecho de que tanto García-Page como Lambán se opusieron al plan de Sánchez y fueron críticos con la anterior dirección del PSOE. En cualquier caso, las circunstancias son distintas.

Dos casos

Molina atribuyó su ruptura con Page a un incumplimiento del pacto de investidura. El pasado jueves los dos dirigentes volvieron a verse y se emplazaron a reanudar el diálogo con el objetivo de centrarse en los aspectos urgentes del acuerdo: la agenda social y los Presupuestos de 2017. Aun así, el líder regional de Podemos mostró este viernes públicamente su insatisfacción. Dijo que el pacto se encuentra en un “punto muerto” e instó al presidente autonómico, ante sus próximos encuentros, a “pasar de los anuncios a los hechos”.

Podemos Aragón atraviesa, en cambio, otro debate interno. El partido someterá en las próximas semanas al voto de sus simpatizantes la actualización de sus estatutos, lo que incluye una discusión sobre su relación con el PSOE y la continuidad del pacto de legislatura. Entre sus bases, según señaló este viernes el número dos de la organización en esa comunidad, Lorién Jiménez, “hay quien piensa que todavía es tiempo de dar al PSOE la misma oportunidad que se le ha dado en clave estatal, que incluye la posibilidad de entrar en el Gobierno de Aragón con unas condiciones fuertes y exigentes”. “La otra posibilidad es la que habla de que creemos que esa oportunidad ya se ha dado y que esas expectativas no se han cumplido”, agregó. Este es quizá hoy el sentir mayoritario de la militancia de Podemos, que intensificará sus críticas al PSOE si Mariano Rajoy sigue en La Moncloa.

Más información