Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

La fundación de Aznar se desvincula del PP

Faes renuncia a las subvenciones públicas y asegura que deja de tener relación con ningún partido político

José María Aznar y María Dolores de Cospedal tras la reunión del patronato de FAES.
José María Aznar y María Dolores de Cospedal tras la reunión del patronato de FAES.

La fundación FAES, que preside el expresidente del Gobierno José María Aznar, ha decidido romper con el PP tras más de 25 años vinculada al partido. El organismo renuncia a las subvenciones públicas que recibía por ese nexo y asegura que a partir de ahora no estará asociada a ninguna formación política. La fundación se había convertido en un refugio de críticos con el actual líder del PP, empezando por el propio Aznar, que ha cuestionado a Mariano Rajoy en numerosas ocasiones. Por ejemplo, son vocales del patronato Esperanza Aguirre, Cayetana Álvarez de Toledo, que criticó a Rajoy en su retirada como diputada popular, o Alejo Vidal-Quadras, que se fue para fichar por otro partido, Vox, que luego también abandonó.

El modelo contemplado en la ley orgánica de financiación de partidos se basa en una financiación fundamentalmente pública. Se considera que una fundación está vinculada o es dependiente de un partido político cuando se constituye con una "aportación mayoritaria", directa o indirecta, del partido político o de otra entidad vinculada o dependiente de aquel. El comunicado del divorcio de mutuo acuerdo, firmado por el secretario general de FAES, Javier Zarzalejos, y la secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, explica: "Por diferentes razones, la fundación FAES entiende que ese modelo de financiación pública no es el adecuado ni a las circunstancias actuales ni para el futuro de la fundación y así se lo transmitió meses atrás a la dirección del PP, con la que se han mantenido diversas conversaciones". 

Una portavoz de la fundación explica que desde 2008 habían perdido cerca de un 70% de su financiación pública por el descenso de las partidas destinadas desde el Ministerio de Cultura y el de Asuntos Exteriores debido a la pérdida de votos. En el ejercicio de 2015, FAES recibió por subvenciones, donaciones y legados 1,95 millones de euros y por promociones, patrocinios y colaboradores, 164.500 euros.  “Creemos que financiándonos solo por la vía privada tenemos mejores opciones”, afirma la portavoz. La ley de financiación de partidos políticos establece, además, que las donaciones a sus fundaciones asociadas que procedan de personas jurídicas que superen los 120.000 euros tendrán que formalizarse en documento público y que en cualquier caso, no podrán aceptar ni directa ni indirectamente, donaciones de organismos, entidades o empresas públicas.

La fundación creará un nuevo órgano de gobierno en el que ya no habrá miembros del PP, aunque el comunicado finaliza asegurando que el PP y FAES "han desarrollado una relación estrecha y fructífera en los terrenos ideológico, programático y de la formación política" y se muestran "abiertos y dispuestos a seguir colaborando en el futuro desde sus respectivos ámbitos de actividad".

Más información