Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cinco heridos por la explosión de gas en Vélez-Málaga siguen hospitalizados

La cocinera que facilitó el desalojo de la cafetería al alertar del fuego sigue en la UCI

Bomberos inspeccionan el lugar de la explosión.

Cinco heridos por la explosión de una bombona de butano el pasado sábado en una cafetería de Vélez-Málaga, muy concurrida por la celebración de la feria de San Miguel, permanecen ingresados en el Hospital Comarcal de la Axarquía, aunque no se teme por sus vidas. Fuentes sanitarias han explicado que dos de ellos (ambos varones) podrían recibir el alta a lo largo de este lunes y que solo una persona, la cocinera del negocio que alertó de que había fuego y evitó con su aviso que los daños personales por la deflagración fueran mayores, está en la UCI. Sin embargo, su estado no es grave y podría pasar a planta a lo largo del día.

El suceso ocurrió el sábado por la tarde, sobre las 18.45, en la cafetería La bohemia, situada en la calle Montera, en pleno centro de Vélez-Málaga. Un fuego —que aparentemente se originó en la cocina del local— provocó la explosión de una bombona de butano que hirió en total a unas 90 personas, la mayor parte de carácter leve, con cortes y alguna contusión.

Fue la cocinera, una mujer de origen marroquí de 35 años, quien se percató de lo que estaba pasando y salió corriendo para que los clientes procedieran a desalojar el negocio. Según ha contado este lunes el alcalde de Vélez-Málaga, Antonio Moreno, también avisó a dos policías que se encontraban en ese momento cerca de la cafetería, que ayudaron a dispersar a la gente. Aunque la cifra de afectados por la deflagración es muy elevada, 90 personas, la mayor parte de ellos no presentaba heridas de consideración.

El servicio de emergencias 112 Andalucía, que recibió más de veintena de llamadas para informar de la explosión, coordinó el dispositivo de socorro, que incluyó a efectivos de las policías local y nacional, Guardia Civil, Protección Civil y Bomberos. El 061 movilizó hasta esta calle de Vélez seis unidades médicas. El Hospital Comarcal de la Axarquía atendió a 57 personas por el suceso y otras 20 personas fueron curadas en uno de los centros de salud del municipio. Alrededor de 15 heridos fueron tratados en otros centros médicos de Málaga capital, según las fuentes consultadas. Algunos de los afectados por la deflagración acudieron por sus propios medios a las urgencias sanitarias.

El Ayuntamiento de Vélez-Málaga ha informado de que ha abierto una investigación para determinar cómo se produjo la explosión de la bombona de butano y si existió algún tipo de negligencia, es decir, comprobar si se trató de un accidente o si la deflagración se pudo haber evitado. El alcalde ha sido cauto este lunes y ha explicado que están a la espera de los informes de la Policía y de los Bomberos. También está en estudio el expediente administrativo del negocio para cotejar si tenía todas las licencias y permisos en regla.

La Junta de Gobierno local del municipio malagueño, reunida este lunes, ha tenido un reconocimiento para todos los efectivos de seguridad que atendieron a los heridos por la deflagración, con una mención especial para los dos agentes que ayudaron a dispersar a la gente concentrada cerca de la cafetería justo antes de la explosión.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >