Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Votantes de Podemos e IU se mezclan en la bronca de Ferraz

La manifestación a las puertas de la sede del PSOE atrae a seguidores de otras fuerzas

Sandra, votante de IU, a las puertas de la sede del PSOE. video: VIRGINIA MARTÍNEZ-Quality

Más de un centenar de personas enarbolan carteles a favor de Pedro Sánchez frente a la sede del PSOE. No todos son socialistas. Pequeños grupos de votantes de Podemos y de Izquierda Unida también se desplazan hasta la madrileña calle de Ferraz para participar de las protestas que sitian la entrada del edificio que aloja el Comité Federal. Piden la unidad de la izquierda. Animan a Sánchez a intentar un gobierno alternativo. Son voces solitarias de otros partidos que se unen al coro de manifestantes socialistas. “¡No es no!", gritan.

“Estamos esperando que se pueda formar un gobierno alternativo. Necesitamos un PSOE que salga reforzado de esto”, dice Mario, de 20 años, mientras enseña su pulsera de Podemos.

“Esto puede cambiar la política española, es hora de que el PSOE decida si es de izquierdas o es de derechas”, le continúa Julia, que también se dice votante de Podemos y tiene 21 años.

“¡Aguanta Pedro!”, se escucha en la calle “¡No es no!”, gritan los manifestantes mientras agitan sus pancartas contra la opción de que el PSOE se abstenga y permita un gobierno del PP que evite las terceras elecciones generales en un año. Entre los carteles y las pancartas hay solitarias banderas republicanas. Una de ellas la lleva Sandra, vecina del barrio y votante de Izquierda Unida, de 18 años, que lleva horas en Ferraz.

Dos seguidores de Podemos, ante Ferraz.
Dos seguidores de Podemos, ante Ferraz.

“En la izquierda tenemos que estar todos unidos, todos juntos, porque si no no sumamos”, opina. “Escuché los gritos por la mañana, cogí la bandera y vine. Hemos hecho piña”, sigue. “Una señora pasó gritando ‘¡Viva el PP!’, pero nadie le hizo caso”.

No es un caso único. Dirigentes del PSOE de Castilla-La Mancha reconocen a un exalcalde del PP de un pueblo castellanomanchego. Y antes del cruce entre Ferraz y Marqués de Urquijo, un hombre entona el Cara al Sol. Nadie le hace mucho caso. Todas las energías del centenar de manifestantes se concentran frente a la sede del PSOE, donde crece la algarabía según pasan las horas. La gente recupera fuerzas en los bares y mesones de la calle. Las mesas están a rebosar. Solo se vacían cuando se anuncia un receso del Comité Federal. Entonces, todo el mundo vuelve a la calle. Juntos, la mayoría de votantes del PSOE, con la minoría de seguidores de Podemos e Izquierda Unida.

Ente ellos está Antonio, de 71 años. Este votante y simpatizante del partido de Pablo Iglesias no comparte la idea de que a Podemos le irá mejor si el PSOE se sume en una crisis profunda. "En realidad muchos votantes d Podemos somos del PSOE", explica. Como él mismo, votante socialista de toda la vida hasta que apareció el nuevo partido. Pertrechado con una bandera republicana, Lozano se ha desplazado desde Jaén a Madrid para acudir a la sede del PSOE con un objetivo: "Quiero que salga Pedro Sánchez porque es la única opción que tenemos de formar gobierno, quiero un gobierno de izquierdas"

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >