Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los presidentes autonómicos presionan a Hacienda para aprobar sus presupuestos

Fernández-Vara y Clavijo aseguran que todos los partidos mantienen contactos para pedir soluciones al Ejecutivo

Los presidentes autonómicos presionan al gobierno en funciones para que encuentre fórmulas legales que les permitan aprobar los Presupuestos de sus Comunidades para 2017. Al carecer de plenos poderes, el Ejecutivo no puede darles la información que necesitan para elaborar las cuentas públicas. Guillermo Fernández Vara, presidente de Extremadura, y Fernando Clavijo, de Canarias, amenazaron ayer con convocar a finales de octubre una reunión de protesta con todos sus homólogos si el Ejecutivo no da con una solución. Hacienda busca “una salida”.

Los presidentes de Canarias, Fernando Clavijo (i), y Extremadura, Guillermo Fernández Vara. Ampliar foto
Los presidentes de Canarias, Fernando Clavijo (i), y Extremadura, Guillermo Fernández Vara. EFE

“Estamos trabajando para poder dar una solución y encontrar una salida a este problema de gestión presupuestaria de las comunidades autónomas”, explicó ayer Miguel Ferre, secretario de Estado de Hacienda. Como adelantó EL PAÍS, el ministerio estudia una reforma de la Ley Orgánica de Estabilidad Presupuestaria y Estabilidad Financiera para que las Comunidades puedan aprobar un techo de gasto y los nuevos objetivos de déficit comprometidos con Bruselas. Ese cambio debería ser negociado con otras fuerzas políticas, porque requiere del apoyo de varios partidos. Mientras se suceden los contactos extraoficiales, los presidentes autonómicos aprovechan la situación para presionar al Gobierno en funciones.

Para elaborar sus Presupuestos de 2017, los Ejecutivos autonómicos necesitan conocer la liquidación del sistema de financiación de 2015 y la previsión de las entregas a cuenta de 2017. ¿Cuál es el problema? Que como el Gobierno está en funciones no puede ofrecer esa información de forma oficial ni tampoco aprobar los nuevos objetivos de déficit de las Administraciones regionales —un 0,7% del PIB para 2016 y el 0,5% para 2017— ni cómo afectan estos a las autonomías, que en las nuevas circunstancias podrían elevar su gasto.

Así, los presidentes autonómicos de Andalucía, Baleares, Canarias, Cantabria, Castilla La-Mancha, Comunidad Valenciana y Extremadura coinciden en pedir soluciones. En las últimas semanas también han mantenido contactos para tratar este tema con Iñigo Urkullu y Alberto Núñez Feijóo, que este domingo aspiran a la reelección como presidentes del País Vasco y Galicia, respectivamente. Además, Clavijo se reunirá con Cristina Cifuentes, presidenta de Madrid, en la primera semana de octubre.

Reforma para suavizar el techo de gasto

Hacienda trabaja para reformar la Ley de Estabilidad —la norma que obliga a equilibrar las cuentas públicas— en pleno bloqueo político. El plan del Ejecutivo consiste en modificar el artículo 15 de la citada norma para desligar la tramitación del déficit de la Administración central y de las comunidades. De esta forma, el impasse político que obliga al Estado a prorrogar los presupuestos no afectaría a las autonomías.

Hacienda pretende, además, cambiar esta ley para que el techo de gasto no sea un obstáculo para aprobar los presupuestos regionales. Y para suavizar este mecanismo, que funciona como freno del gasto autonómico. De esta forma, las comunidades podrían tener más alegrías presupuestarias.

Recurso al Constitucional

Aunque los gestores de muchas de estas Autonomías ya han contactado discretamente con el Ministerio de Hacienda para trasladarles sus cálculos, todos se han topado con la misma respuesta: según fuentes del gabinete de uno de los presidentes socialistas, el equipo del ministro Cristóbal Montoro les advierte de que el Gobierno podría recurrir ante el Constitucional cualquier presupuesto autonómico aprobado en las actuales circunstancias. Hacienda aseguran que una vez que verifiquen las cifras que les trasladan desde las comunidades, la semana próxima informará sobre los datos oficiales que les permitirá elaborar sus presupuestos.

Solo Castilla-La Mancha ha avanzado en la aprobación de un techo de gasto y no someterá a votación las cuentas públicas —que el PSOE negocia con Podemos— hasta aclarar la situación.

“Los problemas de todos son parecidos y establecen un principio básico de camaradería”, dijo ayer Fernández-Vara para asegurar que su queja incluye a la mayoría de presidentes, independientemente de su color político. Y recalcó: “Estamos en la indefinición. No podemos ser cómplices de la situación sin decirlo. ¿O quiere la política de Madrid que las Comunidades Autónomas nos callemos? Nosotros somos tan Estado como el Gobierno de España”.

Esta es la hoja de ruta de los líderes autonómicos. Primero esperarán a saber si fructifica el diálogo que han abierto el PP y el PSOE para buscar soluciones al asunto. Aguardarán a que el Consejo de Estado aclare si el Gobierno en funciones puede o no darles la información que piden, como ha solicitado Extremadura. Y, si todo eso falla, organizarán una reunión para mostrar su malestar.

"Larga" conversación entre Sánchez y Fernández-Vara

Guillermo Fernández-Vara ha mantenido este miércoles una "larga" conversación con Pedro Sánchez, secretario general de los socialistas, al que la semana pasada pidió "un debate interno" para decidir la posición del PSOE ante el bloqueo en las negociaciones para formar gobierno. Este le ha comunicado que el PSOE ha abierto un diálogo con el Ejecutivo en funciones para intentar solucionar la financiación de las Comunidades. El presidente extremeño también ha avanzado que los representantes de las Autonomías en las que gobierna el PSOE están coordinándose con Manuel de la Rocha, responsable de administraciones públicas de los socialistas, para buscar alternativas que soluciones su situación.