Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Pastor convoca el pleno de Soria después de las vascas y gallegas

La presidenta del Congreso fija para el 27 de septiembre la sesión

Imagen del Congreso durante una sesión plenaria.
Imagen del Congreso durante una sesión plenaria.

La presidenta del Congreso, Ana Pastor, ha convocado para el día 27 de septiembre el pleno del Congreso sobre el nombramiento de José Manuel Soria como director ejecutivo del Banco Mundial. Pastor ha mantenido la estrategia de favorecer al Gobierno y el PP y, finalmente, ha pospuesto el pleno a las elecciones gallegas y vascas del 25 de septiembre.

Primero retrasó en lo posible la convocatoria, favoreció la constitución de la comisión de Economía para que compareciera ahí Luis de Guindos y ahora ha convocado para después de esas elecciones. El pasado jueves hizo comparecer a la secretaria de la mesa, Alicia Sánchez-Camacho, para anunciar que habría un pleno urgente, pero este lunes se negó ante el órgano de Gobierno de la Cámara a convocarlo y este miércoles ha anunciado que lo deja para dentro de dos semanas, para la fecha en la que ya estaba previsto uno ordinario.

El argumento de Pastor para retrasar la convocatoria era que esperaba la disponibilidad del ministro, mientras que el Gobierno explicaba que no contestaría sin notificación oficial. Finalmente, La Moncloa contestó el martes por la tarde, justo después del inicio de la Comisión, y este miércoles Pastor ha anunciado la fecha del 27 de septiembre. Es decir, se ha producido la situación insólita de que el Gobierno ha elegido el formato y el día de su comparecencia, frente a la Junta de Portavoces y la Mesa de la Cámara.

El Gobierno ya anunció que el ministro de Economía en funciones no comparecerá y de esta forma se evita también el trago de un pleno monográfico en el que quede en evidencia la ausencia de Guindos, puesto que para entonces ya habrá uno con más puntos en el orden del día para diluir el plantón.

Pastor asegura que lo hace así para ahorrar, porque celebrar un pleno en el que se sabe que no estará el Gobierno no tiene sentido. También asegura que carece de importancia puesto que el ministro ya se ha explicado en comisión. La reunión de la comisión ha sido previa al pleno porque la presidenta ha demorado la convocatoria del pleno al que estaba obligada por la Junta de Portavoces y la Mesa.

El Gobierno argumenta que no puede someterse al control por estar en funciones y por eso se niega a acudir. La propia Pastor no fue al Congreso en la anterior legislatura cuando era ministra de Fomento.

El PSOE ha acusado a Ana Pastor de “seguir plegada a las exigencias del Gobierno” y de “estar al servicio de Rajoy y del PP”. La secretaria general adjunta del Grupo Socialista, Isabel Rodríguez, ha pedido a la presidenta del Congreso que “rectifique su actitud”, porque “es muy grave para la democracia española que el Congreso no sirva al interés general sino al interés partidista del PP y al interés de Rajoy”.

La convocatoria del pleno se produce después de que el PSOE, apoyado por Podemos, anunciara que promovería la reprobación de Pastor si no lo hacía. La presidenta del Congreso ha salvado esa amenaza, aunque sea con la convocatoria demorada a las elecciones gallegas y vascas.

La maniobra del Gobierno y de Pastor ha tenido la ayuda de Ciudadanos que, pese a a haber respaldado la convocatoria del pleno urgente, permitió que la reunión de la Comisión de Economía se celebrara antes.

Más información