Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Fiscalía pide hasta 11 años de cárcel para tres acusados por intentar matar a un voluntario en Córdoba

El Ministerio Público añade delito de integración en grupo criminal relacionado con la extrema derecha

Fachada de la Audiencia Provincial de Córdoba.
Fachada de la Audiencia Provincial de Córdoba. EP

La Fiscalía ha pedido penas que oscilan entre ocho y 11 años de prisión para tres acusados de delito de homicidio en grado de tentativa tras supuestamente intentar matar a un voluntario de una ONG, en la calle Alfaros de la capital cordobesa en 2014. Para dos de los acusados, la fiscalía añade además integración a un grupo criminal relacionado con la extrema derecha. El juicio se prevé celebrar los días 21 y 22 de septiembre en la Sección Segunda de la Audiencia Provincial de Córdoba.

Los tres procesados, que permanecido en prisión provisional por estos hechos, estaban en la madrugada del día 28 de marzo de 2014 en un local frecuentado por personas afines a Democracia Nacional Joven (DNJ) y otros grupos de similar ideología, en la calle Alfonso XIII, según recoge la calificación del Ministerio Público. En ese momento, pasaron por la calle dos jóvenes y uno de los acusados reconoció a uno de ellos por desempeñar actividades para una ONG, de modo que presuntamente comenzaron a gritarles expresiones tales como "traidores a España, perroflautas, os vamos a matar", por lo que se apresuraron los jóvenes para abandonar el lugar hasta llegar a la calle Alfaros, se lee en el texto.

No obstante, los siguieron hasta dicha calle, donde los abordaron y, "de común acuerdo para atentar contra sus vidas", uno de los acusados utilizó una navaja de nueve centímetros "con ánimo de acabar con la vida" de uno de los dos jóvenes, a quien le asestó una puñalada en el costado, que le causó una herida punzante. Inmediatamente, los acusados abandonaron el lugar, alertando el otro joven al 112, que asistió a la víctima y la trasladó a un centro hospitalario. Tras personarse en la zona, los agentes encontraron el arma utilizada bajo un contenedor de basura en la calle Carbonell y Morand, próxima al lugar del apuñalamiento.

Por otra parte, el fiscal precisa que dos de los procesados "comparten afinidades ideológicas de extrema derecha y frecuentan indistintamente la compañía de individuos, cuya identidad se desconoce, pero de idéntico sesgo ideológico afín al grupo político DNJ". Se han concertado para "realizar acciones contra personas y bienes", como pintadas en distintos inmuebles de la capital, con frases como "Español en paro, inmigrante deportado", "Muerte al separatismo. Defenderemos España" o "Los españoles primero. Stop inmigración. DNJ", al tiempo que han llevado a cabo agresiones a tres jóvenes antifascistas o colaboradores de ONG de ayuda a inmigrantes o refugiados, según el Ministerio Público.

Asimismo, uno de los acusados ha sido denunciado en varias ocasiones tras intervenirle diferentes armas blancas y objetos peligrosos, a la vez que para "publicitar su ideología y facilitar la comunicación con personas afines" abrió un perfil en una red social, en el que publicó fotografías de pintadas en la vía pública y comentarios "despectivos" alusivos a la inmigración y los partidos políticos.

Más información