Rajoy apelará a la estabilidad frente a la enmienda a la totalidad de Sánchez

El presidente en funciones vinculará la recuperación económica a un Gobierno estable en su discurso

Pedro Sánchez se dirige a la tribuna en el debate de investidura del 1 de marzo.
Pedro Sánchez se dirige a la tribuna en el debate de investidura del 1 de marzo.ULY MARTIN

Mariano Rajoy vinculará la recuperación económica a la necesidad de un Gobierno estable en su discurso de investidura. El candidato del PP apelará a la estabilidad presupuestaria y los compromisos adquiridos con la UE tras los reiterados incumplimientos del objetivo de déficit. Pedro Sánchez, por su parte, hará una enmienda a la totalidad a las políticas de Rajoy en su intervención en las Cortes. El secretario general del PSOE también ahondará en la idea de que su partido no indultará la corrupción del PP, que afronta un horizonte judicial en el que protagonizará procesos como los de los casos Gürtel, Bárcenas o Púnica.

El presidente del Gobierno —en funciones desde hace ocho meses— mantendrá en su discurso del próximo martes el leitmotiv de todas sus intervenciones recientes: que la mejora de la economía depende de la formación de Gobierno. Aun así, el PIB español creció al 0,8% entre abril y junio y enlaza cuatro trimestres a un ritmo similar.

Más información
“Unas terceras elecciones dañarían el sistema”
El PP y Ciudadanos limitan las causas de dimisión por corrupción
El PSOE reprocha las concesiones de Ciudadanos al PP
El PSOE basará su ‘no’ a Rajoy en las lagunas del pacto entre el PP y Ciudadanos

Rajoy insistirá en la urgencia de que haya Ejecutivo y en que celebrar elecciones por tercera vez en un año sería, como ya ha dicho reiteradamente, un “ridículo mundial”. Si no hay Gobierno, España no podrá aprobar los presupuestos de 2017 —quedarían prorrogados— ni presentar las cuentas para su examen previo en Bruselas antes de la fecha límite del 15 de octubre. La consecuencia sería una posible multa de 5.000 millones de euros, descontando la congelación de fondos europeos por un importe de otros 1.000 millones. En cualquier caso, el futuro Ejecutivo deberá aplicar un ajuste de 10.000 millones en recortes estructurales en los dos próximos ejercicios.

El líder del PP, que este sábado acude a un acto en Galicia en el que tradicionalmente inauguraba el curso político, pronunciará, según fuentes de La Moncloa, un discurso “conciliador”. Incidirá en los puntos en común con los partidos constitucionalistas y llamará a “la responsabilidad compartida” para sacar al país de la interinidad.

Rajoy dedicará buena parte de su discurso a desgranar las medidas del pacto con Ciudadanos —cuya firma se prevé este domingo— y Coalición Canaria. La suma de sus diputados, 170, se quedaría a seis de la mayoría absoluta con que se resolverá la primera votación, el 31 de agosto. Para la segunda, dos días después, necesitaría 11 abstenciones, pero ningún partido se muestra dispuesto.

Ideología y ética

Mientras el presidente del PP argumentará que no es momento de dar marcha atrás en las reformas, Pedro Sánchez planteará el no a Rajoy como una cuestión ética e ideológica. El secretario general del PSOE entiende que el presidente ha consentido bajo su mandato la corrupción sistémica del PP, hasta el punto de que el partido ha sido procesado por la destrucción de los discos duros de los ordenadores de su extesorero Luis Bárcenas. Sánchez defiende que en España solo puede haber una regeneración democrática “si Rajoy deja de ser presidente y el PP asume sus responsabilidades vinculadas a la corrupción política que les ha atenazado durante los últimos 20 años”.

El líder del PSOE reivindicará el proyecto socialdemócrata como “antítesis de las políticas de derechas” en lo que será una “enmienda a la totalidad” a las políticas del PP, explican desde la dirección. Sánchez sigue con atención las conversaciones entre PP y Ciudadanos. La sensación que comparten distintos cargos del PSOE, de presidentes autonómicos a cuadros medios, es que el pacto que suscribieron hace seis meses era más completo y ahora no incluye, por ejemplo, otra reforma laboral o la derogación de la LOMCE.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS